20 de diciembre de 2012
20.12.2012
Protestas

Los científicos se echan a la calle contra los drásticos recortes del Gobierno en I+D+i

Medio centenar de investigadores se concentró ayer en la puerta del Hospital Civil para decir que están al borde del «colapso»

20.12.2012 | 06:00
Investigadores y científicos malagueños se concentraron en el Hospital Civil para protestar por los recortes del Gobierno.

Los investigadores se echaron ayer a la calle en Málaga para denunciar los recortes que el Ministerio de Educación tiene previsto aplicar en I+D+i y que les dejarían sin un 50% del presupuesto que manejaban este año para continuar con sus líneas de trabajo y la transferencia de su conocimiento en los Planes Nacionales. Estas mismas protestas se reprodujeron en varias ciudades españolas, ya que, según aseguran los docentes, esta drástica reducción en la financiación pública está llevando al sistema científico y tecnológico al «colapso» y a jóvenes y no tan jóvenes al «exilio».

Medio centenar de científicos malagueños se dieron cita ayer en la puerta principal del Hospital Civil. Durante este acto de protesta, leyeron un comunicado en el que denunciaron que «el daño a nuestro sistema público de I+D+i será irreparable, destruyendo lo construido en decenios», dejando sin trabajo y sin expectativas profesionales a miles de jóvenes y «afectando seriamente el devenir de la economía española». Los investigadores españoles también han remitido una carta al presidente del Gobierno, expresándose en los mismos términos y pidiéndole una reunión lo antes posible.

«El futuro, el progreso y el bienestar de la ciudadanía se basa en la I+D+i, recuerdan en el texto», sostienen. «Con I+D+i hay futuro», añaden.
Los investigadores, movilizados por el colectivo Carta Abierta por la Ciencia, que reúne a sociedades y organizaciones científicas, sindicatos y representantes de las universidades, lamentan que la financiación pública de la I+D+i acumule un recorte de un 31% en los dos últimos años y un 38,67% desde 2009.

Esto ha tenido, aseguran, «consecuencias evidentes» sobre el sistema público, como que el presupuesto de los organismos públicos de investigación se haya reducido un 30% en los últimos cuatro años, «colocando a instituciones emblemáticas como el CSIC en una situación muy grave que afecta a su viabilidad económica».

Por eso, señalan, «es imprescindible dar un giro» a las políticas del Gobierno en I+D+i, para detener el «desmantelamiento del sistema».
Los grupos de investigación de la Universidad de Málaga han visto reducido su presupuesto en un 50%, con respecto a la última convocatoria.

Sin embargo, los equipos son prácticamente los mismos, como explica la vicerrectora de Investigación de la UMA, María Valpuesta. Los recortes de financiación externa en proyectos de investigación del Plan Nacional han recortado la cuantía en un 50%, si bien el número de proyectos apenas ha variado: 50 en 2011, que manejaron 4,8 millones de euros; y 45 en 2012, con tan sólo 2,4 millones.

«Los grupos van a seguir trabajando pero con menos dinero», señala Valpuesta, que se lamenta de que, sin embargo, el investigador principal podrá contratar a menos personal.

Las universidades, y en especial la de Málaga, están supliendo con fondos propios parte de este descenso de la financiación. «Con nuestros recursos, haciendo un gran esfuerzo, intentamos que estos recortes no representen más del 20%», asegura. Es decir, que la UMA aportaría un 30% de esa mitad que se ha denegado este año. «Este año tenemos un millón de euros. Posiblemente el año que viene se quede en 800.000 euros», indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine