04 de junio de 2013
04.06.2013
Ante el juzgado mercantil 2 de Málaga

Isofotón presenta un concurso para renegociar una deuda de 184 millones

La compañía está trabajando en un plan para reforzar capital a través de nuevos inversores y de acreedores

04.06.2013 | 19:57

La empresa de placas fotovoltaicas Isofotón ha confirmado hoy, según lo anunciado la semana pasada que ha presentado ante el juzgado mercantil número 2 de Málaga la documentación necesaria para iniciar el procedimiento de concurso voluntario de acreedores. El montante total del pasivo de Isofotón asciende a 184 millones de euros, además de contingencias no inferiores a 100 millones de euros imprevistas y sobrevenidas como consecuencia de la gestión previa a la entrada del grupo Affirma en el 2010. La compañía está trabajando en un nuevo plan alternativo para reforzar el capital ya sea a través de nuevos inversores o a través de acreedores que apoyen la estrategia de la firma por medio de un canje de la deuda por acciones en la sociedad.

A través del concurso voluntario de acreedores, la compañía busca agilizar la reorganización de su deuda y definir en el menor plazo de tiempo posible un acuerdo factible para la gestión de su deuda. Este trámite de reajuste de deuda cierra el proceso de reestructuración del negocio de la compañía, habiendo establecido la semana pasada 352 despidos directos en la fábrica malagueña para ajustar los recursos a la demanda actual.

Desde el inicio del proceso de reestructuración de negocio anunciado el pasado mes de febrero, la compañía ha transmitido en sucesivas ocasiones que el sector fotovoltaico mundial está pasando por una acuciante etapa de ajuste, debido al cambio de matriz energético y a la competencia desleal asiática. A pesar de contar con una proyección exponencial – la industria fotovoltaica creció 30.000MW de 2008 a 2012- las principales compañías del sector están inmersas en procesos de ajuste. Asimismo, la UE inició el 6 de septiembre de 2012 un procedimiento antidumping estableciendo el pasado 1 de marzo el registro de las importaciones de productos fotovoltaicos que provengan de China como paso previo a la aplicación de aranceles que eviten esas prácticas antidumping llevadas a cabo hasta el momento por las empresas chinas.

La compañía ha querido dejar patente, mediante un comunicado, su apuesta por un sector que es y será clave en la definición del modelo económico y energético del siglo XXI, subrayando la solidez de su plan de negocio viable a través de su posicionamiento internacional en cinco continentes con una amplia cartera de proyectos en los mercados clave para el futuro del sector (Latinoamérica, Japón, Arabia Saudí) y del compromiso y buen hacer sus trabajadores. Está siendo un plan de ajuste duro pero en consonancia con el que están viviendo otras empresas del sector y del que saldrá fortalecida su propuesta de negocio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp