30 de noviembre de 2013
30.11.2013
La Opinión de Málaga
Homenaje

Aquí sí murió el general Torrijos

El historiador Esteban Alcántara determinó en su libro 'Réquiem por Torrijos' el lugar exacto del fusilamiento

30.11.2013 | 17:38
El historiador Esteban Alcántara señala la zona del fusilamiento, en la esquina de calle Canales con la avenida Ingeniero José Mª Garnica.

Cuando en 1838 el arquitecto municipal Rafael Mitjana realizó un detallado plano de Málaga, la memoria del general José María Torrijos, el militar que se levantó contra el rey tirano Fernando VII, seguía muy viva entre los malagueños. Sólo hacía siete años que había sido fusilado junto con sus 48 hombres en las playas del Bulto, una zona que en el plano llevaba en su honor el nombre de playa de Torrijos.

Rafael Mitjana señaló además en el plano el lugar exacto de los fusilamientos porque en el sitio había una cruz de mármol. En realidad esa cruz procedía del vecino convento carmelita del Perchel, el lugar en el que Torrijos y sus hombres pasaron su última noche. La cruz había sido trasladada posiblemente hacia 1835 o 36, cuando se produjo la desamortización y el convento fue abandonado.

Lo increíble de esta lejana historia es que nunca deja de dar sorpresas. La última, la que recibió Esteban Alcántara este año al dar una charla sobre Torrijos en la asociación cultural Duquesa de Parcent. «Yo nunca había visto esa cruz de mármol. Al terminar la conferencia se me acercó un hombre de cerca de 80 años que me dijo que, él, cuando tenía 14 años, había visto la cruz en el patio de la serrería y fundición de San Ramón, donde trabajaba su padre». La existencia de la cruz hasta, al menos, los años 40 o 50 del año pasado, reafirma lo que Esteban Alcántara, miembro fundador de la asociación cultural Torrijos 1831, ya escribió en 2007 en el libro Réquiem por Torrijos, el estudio más completo sobre el general, en el que ya señalaba el lugar exacto de su muerte.

En la actualidad, este espacio se corresponde con la esquina de la avenida Ingeniero José María Garnica con la calle Canales, justo detrás del edificio de la Gerencia de Urbanismo.

Como aclara Esteban Alcántara, la cruz de hierro erigida en recuerdo del general y sus hombres en 1868 nunca estuvo en el sitio exacto de los fusilamientos. «Cuando llegan los concejales se ha construido la primera fase de las casas de Heredia, así que deciden poner la cruz delante, hacia la playa», explica. Con la construcción de la segunda fase, a finales del XIX, la cruz queda encajonada en una estrecha calle del Bulto. En 1998, con las obras en la zona, fue desplazada unos metros y en 2003, instalada en la actual glorieta.

La asociación Torrijos 1831 llevaba años reclamando que el lugar marcado, no por la cruz de hierro, sino por la cruz de mármol, el auténtico lugar de los fusilamientos no sea olvidado. Con todos estos datos, el grupo municipal socialista recogió el guante y como recordaba ayer el concejal del PSOE Manuel Hurtado, en la Comisión de Cultura del 12 de diciembre de 2012 su grupo propuso pidió que se señalara el lugar de los fusilamientos.

La asociación Torrijos 1831 no cree que hiciera falta trasladar la cruz de hierro, en un sitio muy visible en la actualidad, sino señalizar esa esquina de la calle Canales de forma digna.

Fuentes municipales confirmaron ayer que el Ayuntamiento hará cumplir el acuerdo de la Comisión de Cultura, aunque por motivos de presupuesto falta por decidir si se instalará una placa u otro tipo de recordatorio.

El lugar que se escogió para fusilar a Torrijos tiene su lógica: en el plano de 1838 se ve que hay un camino haciendo una curva empleado por los pescadores (y a partir de 1833 por los obreros de la nueva ferrería de la Constancia). Los fusilaron cerca de ese camino para que los carros, al recoger luego los cuerpos, no se quedaran atascados en la arena. Parte de esa curva pervive hoy: la calle en diagonal Fernán Núñez. Todo cuadra, José María Torrijos y sus seguidores murieron a unos pocos metros.

Homenaje a Torrijos y la Constitución 

La asociación histórico cultural Torrijos 1831 organiza por décimo segundo año las jornadas de Homenaje a Torrijos y la Constitución que comienzan hoy sábado y concluirán el 11 de diciembre, aniversario de su fusilamiento. Hoy tendrá lugar a las 11 la recreación del desembarco de Torrijos y sus hombres en las playas del Charcón, en Mijas y a las 20 horas, en la finca Paloverde de Alhaurín de la Torre, la entrega del premio Torrijos 2013 a colectivos, medios de comunicación y políticos, entre otros a la periodista Isabel Pisano. Mañana domingo, a las 11.30, comenzará la recreación en Torrealquería del cerco y rendición de  Torrijos y el martes 3, a las 10.15, habrá una charla de Esteban Alcántara sobre Torrijos y la Constitución de 1812 en el instituto de Capellanía (Alhaurín de la Torre). El homenaje en la plaza de la Merced, el domingo 8 a las 13 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook