10 de marzo de 2014
10.03.2014
Tribunales

Acusado de tratar de asfixiar y robar a una turista que fue a beber a su casa

La Fiscalía de Málaga sostiene que el encausado intentó que la mujerdejara de respirar colocándole una almohada sobre la cara

10.03.2014 | 05:00

La Fiscalía de Málaga pide en sus conclusiones provisionales nueve años de cárcel a un hombre al que acusa de un presunto delito de homicidio y de un ilícito de hurto, cometidos ambos tras tratar de asfixiar y robarle 680 euros a una turista a la que invitó a tomar una copa en su casa, en Torrox Costa, en la madrugada del 5 al 6 de julio de 2010. El juicio se celebra en la Audiencia Provincial de Málaga esta semana.

Según consta en la calificación fiscal, a la que tuvo acceso La Opinión de Málaga, el acusado, en una hora no determinada de la noche del 5 al 6 de julio de 2010, entabló conversación, en un bar del paseo marítimo de Torrox Costa, con tres mujeres, a las que invitó a tomar una copa en su domicilio. Sólo una de ellas accedió a tal propuesta. Acto seguido, siempre según el relato acusatorio, el encausado y su nueva amiga se dirigieron a su casa, ubicada en la avenida del Faro, y subieron al piso. El acusado discutió con la mujer, aunque se desconocen los motivos, tras lo que procedió a cerrar la puerta de la casa. Luego, «la agarró por el cuello con las dos manos con mucha fuerza, y la arrojó sobre la cama. Con ánimo de acabar con su vida, le puso una almohada en la boca impidiéndole la respiración», aclara la Fiscalía.

La perjudicada perdió el conocimiento, «momento que fue aprovechado por el acusado para registrar el bolso de la mujer y llevarse los 680 euros que guardaba. Cuando recuperó el conocimiento, se encontró sola en la casa». Así, se puso a gritar pidiendo auxilio, dándose luego cuenta de que le faltaba el dinero. Los gritos fueron escuchados por un vecino que llamo a la policía y los agentes acudieron a la vivienda y llevaron a la víctima hasta el centro de salud de Torrox, donde se le hizo una exploración médica. Tenía marcas de presión digital en varias zonas del cuello, además de una fuerte crisis de ansiedad. Tardó cinco días para sanar de sus heridas.

El médico informó de que, pese a que la pérdida de conocimiento pudo ser causada por la asfixia mecánica «más o menos prolongada», dice el fiscal, «podría haber puesto en peligro la vida de la lesionada por oclusión de las vías respiratorias por el almohadón hasta el momento en que se produce la pérdida de conciencia, pues de haber continuado o haberse mantenido la oculsión alrededor de cinco minutos se hubiera producido la muerte».

La mujer ha renunciado a cualquier tipo de indemnización que pudiera corresponderle, y el encausado estuvo en prisión provisional desde el 16 de julio de 2010 al 10 de noviembre de 2011.

La Fiscalía pide ocho años para el acusado, de origen español, por un presunto delito de homicidio, amén de otros 12 meses de privación de libertad por el delito de hurto, además del pago de las costas procesales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook