10 de marzo de 2014
10.03.2014
Mobiliario artístico

Los bancos que salieron del Parque

En 1997 varias empresas donaron una docena de bancos de azulejos realizados por Carlos y Amparo Ruiz de Luna y Charo Castillo

10.03.2014 | 05:00
Banco con azulejos de cerámica donado por Fernández y Canivell S.A., con publicidad histórica de su famoso complemento alimenticio Ceregumil.

­ «Son muchas las personas que me preguntan qué fue de los bancos del Parque», cuenta la ceramista Amparo Ruiz de Luna. Durante una década sirvieron de socorrido descanso en el Parque de Málaga, acrecentando el perfil decimonónico de la zona verde más antigua de la ciudad. Los bancos fueron donados por varias empresas nacionales y malagueñas como Sando, San Miguel, Sur, Fernández y Canivell o Cubiertas con motivo del centenario de la creación del Parque y realizados por los ceramistas Carlos y Amparo Ruiz de Luna, así como por Charo Castilla. Los propios ceramistas Ruiz de Luna también donaron un banco en memoria de Juan Ruiz de Luna Arroyo, abuelo de Carlos y padre de Amparo.

«Eran muy bonitos, las empresas que los costearon no se han quejado y así ha quedado la cosa», cuenta esta última artista.

En 2007, con motivo de la renovación del Parque, la Gerencia de Urbanismo decidió retirarlos. «Los depositó en Parques y Jardines a efectos de almacén porque el tipo de banco que existía no tiene que ver con el diseño del Parque», explica a La Opinión Javier Gutiérrez del Álamo, director de Parques y Jardines. Los bancos se encuentran almacenados en el almacén que Parques y Jardines tiene en la finca Quintana, en Ciudad Jardín.

Los respaldos de los bancos fueron cortados con una radial, «porque los asientos son una cosa repetida que se hacen enseguida», cuenta Amparo Ruiz de Luna. El problema es que, en un primer momento, los bancos fueron colocados uno encima del otro, «y se rompieron los de abajo», explica la artista.

La situación ya no continúa así. Javier Gutiérrez del Álamo señala que los bancos, en la actualidad, «están tapados con una tela, uno al lado del otro», al aire libre.

El director de Parques y Jardines reconoce que algunos de ellos se encuentran «muy deteriorados, y algunos partidos, no sé incluso si sería mejor hacerlos nuevos porque a lo mejor quedarían mejor».

A este respecto, los ceramistas Carlos y Amparo Ruiz de Luna ya presentaron hace tiempo un dossier, valorando el estado de cada uno de los realizados por los artistas. «Se hicieron dos versiones, reproducirlos nuevamente o restaurarlos, lo que pasa que algunos no se pueden restaurar porque están en muy mal estado», detalla Carlos Ruiz de Luna.

El Ayuntamiento ha estudiado en varias ocasiones emplazamientos para los bancos. La Concepción, cuenta Javier Gutiérrez del Álamo, ha sido uno de estos sitios y Amparo Ruiz de Luna añade también la nueva incubadora de empresas de Promálaga de La Píndola. De momento, siguen esperando un destino mejor en la finca de Quintana.

Los bancos adornarán varios barrios

El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, comentó el pasado viernes a este diario: «Mi idea es, junto con las jardineras de calle Larios, ponerlas en barrios de Málaga». «Efectivamente, la calle Larios es la calle Larios y el Parque es el Parque pero que los barrios tengan también bancos de artistas de prestigio como los Ruiz de Luna», expuso.

Raúl Jiménez añadió que Medio Ambiente está estudiando los sitios para instalar tanto las antiguas jardineras de calle Larios, que conserva Parques y Jardines, como los antiguos bancos del Parque y puso como ejemplos, «a lo mejor el entorno del Parque Huelin, en zonas de paseo marítimo o en El Palo».

En el verano de 2011, el grupo municipal de Izquierda Unida envió una carta al alcalde solicitándole información sobre el estado y la ubicación de los bancos, «parte de la memoria histórica de la ciudad» y «de su patrimonio cultural».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook