03 de noviembre de 2014
03.11.2014
Actualidad

La Equitativa costea gratis sus obras con la ayuda y la pasividad municipal

El Ayuntamiento subvenciona con 70.000 euros las obras de reforma del edificio pese a que la propiedad había incumplido su ejecución

02.11.2014 | 19:28
La Equitativa, tapada con lonas y andamios para su reforma.

Urbanismo permite al menos durante cuatro meses la exhibición de publicidad y sus ingresos, sin tener permiso

El Ayuntamiento de Málaga ha premiado a los propietarios del edificio de La Equitativa con una subvención de 70.900 euros para financiar las obras de conservación del inmueble pese que se trata de obras obligadas y exigidas por la Gerencia de Urbanismo después de que el inmueble no pasara la ITE (Inspección Técnica de Edificios).

El regalo para los propietarios del edificio (inversiones Gómez Martín y Promociones Rubcapel) no ha quedado ahí. El Ayuntamiento les autorizó además la colocación de unas lonas publicitarias para cubrir los andamios, que les ha reportado unos beneficios de 300.000 euros. La responsabilidad municipal también es directa en este aspecto pues la Gerencia de Urbanismo había autorizado la presencia de la lona publicitaria por dos meses y, sin embargo, los propietarios de La Equitativa la han mantenido cuatro meses más, con el consiguiente beneficio económico y sin que Urbanismo les reclamara su retirada.

Todo ello ha permitido que las obras de reparación obligadas que sus dueños han debido hacer al edificio (aún continuan) no sólo nos les va a suponer ningún coste sino que incluso van a ganar dinero con las mismas. El presupuesto presentado por la propiedad para el arreglo de La Equitativa asciende a 244.796 euros. En el haber ha recibido 70.900 euros de ayuda a la rehabilitación y 300.000 euros por exhibición publicitaria.

En marzo pasado la propiedad inició las obras de conservación, con un nuevo detalle de desagravio dado que la orden de ejecución dictada por Urbanismo sustituye a la petición de la licencia de obras con lo que los propietarios se han librado también de pagar dicha licencia, que para una obra del presupuesto de La Equitativa superaría los 10.000 euros.

Poco después los propietarios solicitaron acogerse a la convocatoria de subvenciones a la rehabilitación de edificios que otorga el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV). En un principio el Ayuntamiento rechazó las dos solicitudes presentadas por la propiedad. Una resolución del concejal de Urbanismo les dejaba fuera al concluir que las obras de reforma del inmueble no se habían ejecutado. Los propietarios presentaron sendas alegaciones señalando que las obras ya estaban en curso, algunas acabadas y otras en fase de ejecución e insistieron en solicitar la subvención. Esta les fue finalmente concedida después de que otra resolución del concejal aceptara parcialmente las alegaciones.

A primeros de octubre el IMV aprobó la concesión de las dos subvenciones solicitadas, con una baremación en ambos casos de 63 puntos que les supone recibir 44.888 euros por un lado y 26.100 por otros, que suman 70.988 euros.

La orden de la Gerencia de Urbanismo de ejecución de las obras data de julio de 2013, sin embargo estas no comenzaron hasta febrero de 2014. Debido a ello la propiedad ha debido solicitar una ampliación del plazo de colocación de los andamiajes hasta enero de 2015. Sin embargo Urbanismo le ha ampliado este plazo sólo hasta noviembre de este año y ha emplazado a la propiedad para que finalice las obras en ese mes.
El 26 de febrero, a través de la empresa que gestiona la publicidad se solicitó a Urbanismo licencia para instalar una lona de publicidad en el andamio de las obras. La licencia, por la que abonó 50 euros de tasa, le fue concedida el 3 de marzo, especificando en la orden que la duración de la licencia para la lona tiene la misma duración que la de los andamios, que era de dos meses.

Posteriormente la propiedad pidió una ampliación del plazo para la instalación de los andamios hasta enero de 2015. Urbanismo le concedió la ampliación pero solo hasta noviembre.

Sin embargo, no consta que la propiedad pidiese también la ampliación del plazo para la instalación de la lona publicitaria.

Esto supone que la propiedad del edificio ha mantenido durante cuatro meses la publicidad sin tener permiso para ello y beneficiándose de los importantes ingresos generados, sin que conste que la Gerencia de Urbanismo le ordenase en ningún momento la retirada de la publicidad por no contar con permiso para exhibirla.

Pese a todo ello la propiedad del edificio declinó hacer cualquier tipo de declaración. Puestos al habla con Jorge Gómez, representante de las dos empresas propietarias, rechazó hacer declaraciones o aportar cualquier dato o documentación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

12 de diciembre

Inscríbete gratis al Málaga City Hub

Málaga Cityhub es una cita para dar con las claves para prosperar en materia de formación, innovación, emprendimiento o energía en la ciudad

 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp