25 de noviembre de 2014
25.11.2014
Sanidad

Los sindicatos censuran a la consejera por sus palabras sobre el caso de las heces

Afirman que permanentemente faltan diez trabajadores y que sólo se ha cubierto una plaza al 75%

25.11.2014 | 05:00
Una trabajadora del laboratorio del Clínico haciendo su labor.

­La «guerra» está servida, al menos en lo que concierne a las palabras de la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, el pasado viernes en una visita en Málaga. Esta se suma a la guerra de cifras entre los sindicatos y el hospital. CSIF, quien inicialmente denunció la situación, afirmó que eran 800 las muestras de heces que se habían tirado por no poder analizarse. El propio hospital las cifró en menos de cien.

Mientras investigan el origen de la pérdida de muestras y la causa, los sindicatos han criticado las palabras de Sánchez Rubio, que afirmó: «Por falta de personal no ocurren esas cosas. Pueden ocurrir por falta de celo o por no ejercitar cada uno la responsabilidad que tiene», advirtió.

Por este motivo, CSIF se apresuró en pedir su dimisión el mismo viernes. Ayer, la Federación Andaluza de Técnicos Especialistas (FATE), consideró «inaceptables» las palabras de la consejera. «La responsable de una Consejería debe haberse informado correctamente antes de emitir comunicados de este calado que ponen en entredicho la labor y la

profesionalidad del personal». Así, subrayaron que su organización lleva más de un mes alertando y denunciando la reducción de plantilla y falta de contratación de bajas laborales de los técnicos superiores de laboratorio. «En esta línea ya se pronunció FATE y su denuncia de la situación fue tratada con los responsables del hospital a mediados del mes octubre, ya que por entonces la situación se hacía insostenible».

En la misma línea se pronunció UGT, que señaló que es «de vergu?enza» buscar responsabilidad en los trabajadores del laboratorio. «Los responsables fueron quienes idearon la unificación de los laboratorios de los hospitales con el sólo objetivo de disminuir la plantilla sin tener en cuenta el perjuicio que se le hacía a los ciudadanos», apuntaron, al tiempo que criticaron que permanentemente faltan 10 trabajadores y sólo se ha cubierto uno con un contrato al 75%. Así, señalaron que, a pesar de la falta de personal, los técnicos se quedan más tardes de las que le corresponderían «pero aun así es insuficiente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook