26 de diciembre de 2014
26.12.2014
Quejas

La Junta cierra el parque inconcluso de Mangas Verdes que comenzó en 2002

Se trataba de la principal reivindicación de los vecinos, que se quejaban del riesgo alto de accidentes al estar abierto

26.12.2014 | 05:00
El presidente vecinal, Antonio Martos, delante del parque en obras.

­ La Junta de Andalucía ha actuado por primera vez en el Parque del Cau de Mangas Verdes después de seis años, ya que las obras, que comenzaron en 2002, quedaron paralizadas a comienzos de 2008. Hace unos días la delegación de Fomento cerró los dos accesos a esta pequeña zona verde todavía sin terminar, en realidad un sendero ajardinado por el que también transita un tramo del acueducto de San Telmo, que ahora mismo se encuentra bajo tierra.

La actuación de la Junta de Andalucía, que ya fue anunciada en La Opinión el pasado 1 de diciembre por el delegado de Fomento, Manuel García Peláez, se produce después de que un reportaje en este periódico el 4 de noviembre motivara la actuación de oficio del Defensor del Pueblo Andaluz, que pidió a Fomento que se informara del estado del parque con los vecinos.

Antonio Martos, presidente de la asociación de vecinos de Mangas Verdes, mostró su satisfacción por el cierre «completo» del parque, ya que era muy frecuentado por personas de todas las edades, pese a que no tenía barandillas y presentaba decenas de varas de acero saliendo del hormigón armado. «Ojalá que no pase nada pero si pasa, ¿quién es el culpable?», se preguntaba hace un mes.

Tras la reunión con los vecinos, el delegado Manuel García Peláez mostró su propósito de visitar la zona y de ver «de qué manera podemos acometer el resto del proyecto». El representante de la Junta justificó el retraso de 12 años que ya tiene el Parque del Cau, un mirador con preciosas vistas de Mangas Verdes, en el «desfase» presupuestario al presentarse unas obras no previstas: levantar varios muros que recorren toda la zona verde, declaró a este diario el día 1.

Ofrecimiento municipal

La disposición de la Junta a acabar lo que empezó en 2002 coincide también con el ofrecimiento que el Ayuntamiento de Málaga ha hecho a la asociación de vecinos de Mangas Verdes de terminar la obra. El alcalde, Francisco de la Torre, volvió a repetir el ofrecimiento esta semana, durante unas jornadas de la asociación con colectivos del distrito de Ciudad Jardín.

«Me da igual quién lo termine», resaltó el presidente Antonio Martos, que subrayó que lo importante es que esta obra acabe de una vez por todas y si es posible el año que viene.

Con un presupuesto inicial de 160.000 euros, el presidente explica que sólo quedarían por instalar las barandillas, las luces y desenterrar el tramo del acueducto, preservado, curiosamente, gracias al aporte de tierra y escombros de los vecinos que se construyeron sus casas en los alrededores.

La historia del Parque o Sendero del Cau (la forma tradicional de referirse al cauce del Acueducto de San Telmo) comienza en 2001, con una visita electoral del entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien preguntó a la asociación de vecinos qué obra importante podía hacer en la zona la administración autonómica. Los vecinos le propusieron entonces hacer un parque en el corazón del barrio.

Las obras comenzaron al año siguiente con 160.000 euros de presupuesto pero en 2008 quedaron paradas, hasta la fecha. Como curiosidad, los niños de Mangas Verdes que entraron en Primaria en 2002 y que ahora, en 2014, estudian el primer año en la Universidad no han podido ver terminado este pequeño sendero ajardinado. En el corazón del barrio, como querían los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook