03 de febrero de 2017
03.02.2017
Sanidad descarta alarma alimentaria

Los acuicultores españoles aseguran que el panga es una "porquería"

No tiene riesgos para la salud, pero dicen que sus valores nutricionales son pobres

03.02.2017 | 05:00
El consumo de panga se ha extendido en los últimos años porque es un pescado barato.

Endocrinos sostienen que como profesionales "nunca lo recomiendan".

Los acuicultores españoles tienen claro que aunque el panga no supone «ningún riesgo para la salud» , «es una porquería». El gerente de la Asociación Empresarial de Acuicultura de España, Javier Ojeda, afirmó ayer en la Cope que el panga es un pez de bajo precio que se importa de Vietnam y considera que las técnicas que se utilizan el ese país del sudeste asiático «no se pueden comparar con las que se emplean en España en la acuicultura». «Es una porquería», reiteró.

Ojeda señaló que el panga se cría «en malas condiciones», sin «ningún tipo de control» y con un medio ambiente que rodea las granjas que «se está degradando a pasos agigantados». «Nada que ver con las medidas que se toman en España y en Europa, que favorecen que el entorno de las granjas quede intacto», aseguró.

En España, donde no se cría panga, este pescado ha entrado «con fuerza» por su bajo precio y admite que tiene «mucho éxito entre los niños porque llega sin espinas» y porque no tiene un sabor «muy intenso». Si bien, afirma que su valor nutricional es «muy bajo» y reclama «cambiar esta tendencia» porque no se puede «escatimar en la comida» y recomienda a los ciudadanos que se informen «que productos compran».

En el mismo sentido se expresa la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que ayer aseguró que el panga tiene un valor nutricional «muy pobre», mucho más bajo que el de otros pescados blancos, pero niega que sea perjudicial para la salud o que haya un posible riesgo de toxicidad por su consumo.

«No es el mejor pescado para consumir, pero por su bajo valor nutricional, no por otro motivo», aseguró el doctor Francisco Botella, miembro del Área de Nutrición de esta sociedad científica, que no obstante aclara que los controles que realiza la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) son «muy rigurosos» y hasta el momento no se ha detectado ningún riesgo que ponga en duda consumo.

El consumo de este pescado está en entredicho por la contaminación de las aguas donde se cría, lo que ha llevado a Carrefour España a dejar de comercializarlo en sus establecimientos. Además, cada vez más asociaciones de padres están pidiendo su retirada, y la de la tilapia, del menú escolar de sus hijos. En algunos casos, esta presión de las familias está dando resultado y las empresas de catering que atienden estos comedores han retirado estos pescados de sus platos.

Pese a ello, Botella niega que su consumo sea perjudicial y asegura que «tiene la misma cantidad de mercurio que un pescado de su tamaño». Sin embargo, sí admite que su contenido en proteínas es muy bajo, de entre un 9% y 12% por cada 100 gramos de pescado, la mitad que otros pescados blancos como la merluza, que suele tener un 18%.

Pese a ello, este experto entiende que haya consumidores que lo compren porque «tiene un precio más bajo y parece ser fácil de preparar y comer porque no tiene espinas, aunque también tiene fama de ser un poco soso». No obstante, concluyó que «cómo profesional de la nutrición nunca lo recomienda».

Hasta el Ministerio de Sanidad tuvo ayer que salir al paso de la polémica y confirmó que hasta el momento España no ha recibido ninguna alerta sanitaria ni alimentaria en relación al panga, pese a las dudas surgidas sobre la calidad de este pescado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp