02 de mayo de 2017
02.05.2017
Ayuda

La Junta destina 800.000 euros a la mejora genética de la cabra malagueña

Esta raza autóctona es una de las más importantes del mundo por su producción lechera y su calidad

02.05.2017 | 16:21
Salas y Espejo (dcha.) entregan las ayudas.

 La Consejería de agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha concedido una ayuda de 811.219 euros a la Asociación Española de Criadores de Cabra Malagueña (Cabrama) para el desarrollo de un plan de mejora relativo a esta raza autóctona, que se encuentra entre las más importantes del mundo en cuanto a su elevada producción lechera y calidad de la misma, así como su gran tasa de fertilidad.

El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Javier Salas, han entregado este martes al presidente de la citada Asociación, Miguel Conejo, y el secretario ejecutivo de la misma, Juan Manuel Micheo, la resolución de concesión de la ayuda, correspondiente a la línea de subvenciones dirigidas a la conservación y uso y desarrollo sostenibles de los recursos genéticos en la ganadería, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

El sector caprino es uno de los más relevantes en el medio rural de la provincia de Málaga, que alberga la mayor concentración de explotaciones de este ganado de todo el país, y una de las mayores de Europa, con unas 1.500, la mayoría de tipo familiar, que proporcionan más de 3.000 empleos directos, además de otros muchos asociados como queseros, comerciantes de queso y leche, maquinaria de ordeño, piensos, veterinaria o cárnicas.

Las actividades que se lleven a cabo mediante la ayuda concedida a Cabrama van desde el mantenimiento de un libro genealógico con la inscripción y calificación de animales, a la realización de controles tanto de rendimiento del ganado como de filiación, la evaluación genética de la población para obtener sementales mejorantes, o proyectos con universidades y entidades que incluyan acciones encaminadas a la conservación y mejora de los recursos cinegéticos y también jornadas divulgativas, ha explicado el delegado.

Así, ha incidido en el "compromiso" del Gobierno andaluz con el desarrollo del mundo rural, "ayudando a hacer más fuertes y competitivas las actividades tradicionales de su economía que contribuyan a la creación y mantenimiento de riqueza y empleo sostenible, la fijación de población en los municipios de interior y a la preservación del entorno natural".

En este sentido, ha destacado el papel de la cabaña de cabra malagueña en la economía provincial "y también en la preservación medioambiental por la singularidad de esta raza de animales de gran rusticidad que se adapta a terrenos áridos y aprovecha los recursos naturales y restos de cultivos y de zonas no pastoreables por otros tipo de ganado, ayudan a limpiar el bosque de maleza y con ello a prevenir incendios forestales, y evitan la erosión".

Ruiz Espejo ha destacado el "afianzamiento y la proyección" del sector de la cabra malagueña, que está avalada por diferentes acreditaciones asociadas a sus productos, entre otras las marcas de Garantía Chivo lechal Malagueño, Calidad Certificada, o el distintivo '100% raza autóctona'.

El delegado de Agricultura, Javier Salas, ha puesto en valor el trabajo que realiza la Asociación de Criadores de Cabra Malagueña, con el cual se está manteniendo esta raza autóctona "de la que tenemos el mayor censo nacional en la provincia y que mueve muchos empleos y ayuda a la preservación ambiental".

El secretario de Cabrama, por su parte, ha informado de que el programa de la asociación tiene una continuidad de cinco años y está enfocado a la mejora genética de la raza, buscando los mejores productores a través de un seguimiento de la genealogía, de todos los animales que van naciendo.

"Se controla y mide la producción lechera de cada animal todos los meses, la grasa y la proteína de la leche, para identificar la mejor genética, se seleccionan los hijos de la mejores madres que luego van centro de inseminación artificial, localizado en Casabermeja donde se les cría para la extracción de semen. Contamos con un banco de germoplasma, y con ese semen congelado se va inseminando al resto de las ganaderías", ha explicado.

Asimismo, ha planteado entre sus horizontes de futuro la expansión en el ámbito internacional, atendiendo la demanda de semen que existe actualmente. Uno de los "grandes retos", según Micheo, es que en estos cinco años "seamos capaces de prepararnos para empezar a mover la genética del ganado malagueño fuera de nuestras fronteras, atendiendo la demanda creciente que hay en Europa del Este, Irán, Sudamérica e incluso China".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine