29 de junio de 2017
29.06.2017
Política

Soraya García reclama un cambio en el PSOE de Málaga

Aboga por un modelo de partido municipalista y pide más protagonismo para los militantes - Dejará que pase el congreso regional antes de decidir si opta a ser la futura secretaria general

29.06.2017 | 01:18
La socialista Soraya García, durante un acto en el Ayuntamiento de Benaoján.

­El proceso destinado a despejar el futuro del PSOE de Málaga no se resolverá por la vía rápida. Todo lo contrario, servirá para evidenciar el reguero de voces discordantes que llevaban meses cultivándose en el seno del partido y que ahora están aflorando de golpe. Soplan vientos de cambio y la última en sumarse a esta corriente de manera pública ha sido Soraya García.

La alcaldesa de Benaoján, en declaraciones a este periódico, ha querido justificar la necesidad de una muda en la futura dirección del partido, haciendo alusión a las declaraciones efectuadas por algunos de sus compañeros de filas en los últimos días. «Los movimientos que se están produciendo y las declaraciones que están haciendo muchos militantes en los últimos días dejan bastante claro que hay un sentir de cambio», aludió, además, a la necesidad de poner a los militantes en el centro del partido. Aunque de sus palabras se extrae una evidente pérdida de confianza en el actual proyecto encabezado por Miguel Ángel Heredia, la regidora de Benaoján no quiso profundizar en nombres y advirtió del peligro de acelerar los pasos a nivel provincial, cuando se está a las puertas de un congreso regional.

El calendario es tozudo y las fechas son las que son. Para García, ahora no toca hablar de futuribles candidaturas para el PSOE de Málaga cuando hay que traspasar el rubicón congresual: «Oficialmente, estamos en pleno proceso regional. El proceso provincial llegará y entonces tocará hablar sobre lo que queremos hacer en Málaga». El próximo 30 de julio, Susana Díaz revalidará su liderazgo al frente del PSOE de Andalucía y podrá contar con la proximidad de García. Ya apoyó a la líder andaluza en su batalla por la secretaría general a nivel nacional y su relación con Díaz no ha variado desde el pasado 21 de mayo.

Sí lo ha hecho, sin embargo, a nivel provincial, donde las medidas que puede tomar la actual dirección en caso de que algunos miembros de la ejecutiva se salgan del planteamiento establecido es, a todas luces, limitada. García, cabe recordar, está al frente de la secretaría de Desarrollo Rural y se sienta en la actual dirección que encabeza un Heredia en horas bajas. El distanciamiento, aseguran fuentes del partido, no se debe a un calentón de última hora sino que lleva más de año y medio fraguándose a fuego lento. Para García, uno de los principales problemas está en el planteamiento de qué partido se quiere y cómo debe funcionar. «Lo primero que hay que cambiar es el modelo de partido, después se verán las caras», indicó al respecto.

Una decisión, en última instancia, que tendrán que tomar los 6.500 militantes socialistas que se contabilizan en la provincia. García, en todo caso, lo tiene claro y aboga por un «modelo municipalista» que «se muestre cercano a la ciudadanía». Un modelo, añadió, en el que cobre relevancia la militancia. «Yo soy militante de base y llevo más de 20 años con carné. He mamado esas raíces y sé que los militantes son los que nos ayudan y que hay que tenerlos en cuenta», sentenció, además, que «los alcaldes y portavoces tendrán algo que decir» sobre cómo debe ser el PSOE de Málaga que salga del siguiente congreso provincial.

Posible candidatura

A día de hoy, el nombre de García cotiza alto como una de las posibles candidatos para suceder a Heredia. Preguntada al respecto, ni confirmó ni renunció a la posibilidad de plantear batalla y remitió al calendario orgánico. Son varios alcaldes de la provincia, entre ellos el de Cártama, Jorge Gallardo, quienes ya han expresado que verían con buenos ojos una candidatura de García, al entender que podría ser una figura de consenso que sume apoyos, tanto entre susanistas como de sanchistas.

Mientras tanto, la clara predisposición mostrada por Ignacio López en la entrevista publicada por este periódico ayer, en la que se postuló como posible secretario general de los socialistas malagueños, llegó a todas las esferas del partido y provocó múltiples reacciones. Por un lado, López se granjeó el apoyo de muchos militantes sanchistas a lo largo de toda la geografía española, que le animaron a dar el paso definitivo. Por otro, provocó la reacción matutina de Daniel Pérez, quien hizo un llamamiento para que sus compañeros de filas dejen de pedir que ascienda a portavoz en el Ayuntamiento.

Preguntada por Pérez, García indicó que respeta cualquier decisión que tome en un futuro, aunque dejó claro que sería «un magnífico portavoz».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp