18 de septiembre de 2018
18.09.2018
Sanidad

Los médicos de familia desafían al SAS y piden un compromiso firme para evitar la huelga

El colectivo de Atención Primaria, que incluye a los pediatras, comienza los paros el 15 de octubre - Ya cuenta con el apoyo del 50% de la plantilla de toda la provincia y sigue con las concentraciones semanales

18.09.2018 | 13:14
Representantes de la Atención Primaria mostraron sus condiciones para frenar los paros.

Manifestación por la sanidad el 30 de octubre

  • La plataforma por la dignidad de la sanidad pública, compuesta por sindicatos y diversos colectivos del sector, ha puesto fecha en el calendario para la próxima manifestación por la sanidad pública en la ciudad: El martes 30 de octubre. La marcha está prevista a las 18.00 horas, partiendo del CARE José Estrada y culminando en la plaza de la Constitución, según informó el sindicato UGT. El próximo lunes, la organización vuelve a reunirse para trazar el calendario de actividades previas a la manifestación, que comenzarán dos semanas antes, para «crear conciencia» sobre la necesidad de salir el próximo día 30 a manifestarse a la calle. Otra de las líneas de actuación para la próxima convocatoria es el trabajo previo que se hará en los barrios de la ciudad para exponer a la ciudadanía la situación de la sanidad pública. «Queremos un compromiso que garantice una fuerte inversión en Málaga», sentenciaron desde el sindicato.

Asegura que los desdoblamientos de cupos se han adelantado al 10 de octubre.

Tras un año y medio de negociaciones con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para lograr mejoras en Atención Primaria, médicos de familia y pediatras de toda la provincia irán a huelga en paros semanales a partir del 15 de octubre con el objetivo de lograr un compromiso firme por parte de la institución pública para que cambie la situación; la única vía posible para paralizar esta convocatoria.

Representantes de Sindicato Médico, la plataforma Basta ya y el Colegio de Médico han expuesto hoy los puntos que deben cambiar para que la asistencia dentro de la Atención Primaria y las condiciones de los profesionales estén dentro de los estandares nacionales. Unos paros que están previstos para los días 15, 16, 22, 23, 24, 29 y 30 de octubre en horario de 11 a 15 horas y de 16 a 20 horas. Una huelga que se ha presentado con carácter indefinido  y de la que mes a mes se planteará el calendario de paros.

"Nuestro objetivo final es que la Atención Primaria sea un tema urgente para incluir dentro de las agendas políticas", ha declarado el representante de Atención Primaria del Colegio de Médicos, José Antonio Trujillo.

Mientras tanto, el colectivo recaba firmas por parte del colectivo y hasta la fecha ya han firmado el 50 por ciento de la plantilla total compuesta por unos 1.300 profesionales en la provincia. Un documento que pasarán a los profesionales de los hospitales y que alternarán con sus concentraciones en los centros de salud del Distrito Málaga cada miércoles, según ha indicado el representante de Primaria del Sindicato Médico, José Becerra.

"Esta huelga es el inicio de la recontrucción de la sanidad", indicó el representante de la plataforma Basta ya, Carlos Bautista. Y es que los representantes advirtieron de que el modelo actual sufre una regresión comparable con los antiguos ambulatorios.

Aún no han mantenido negociaciones con la administración pública pero Becerra aseguró que el desdoblamiento de cupos previsto para inicios de enero se ha adelantado al 10 de octubre, cinco días de la huelga. "No nos vamos a conformar con cualquier cosa", matizó. Una propuesta que acoge el colectivo de manera positiva pero recordaron que en la provincia faltan 150 médicos de familia y 50 pediatras.

¿Qué piden los médicos?


Entre sus principales peticiones se encuentra reducir los cupos de paciente por cada médico de familia y ampliar a un mínimo de 10 minutos cada visita. Además, necesitan una agenda cerrada para poder hacer las visitas a domicilio a aquellos pacientes que no pueden acudir a consulta y dedicar más tiempo a los pacientes que lo requieren en su día a día. «El 80 por ciento de la atención sanitaria recae en Atención Primaria», matizó Bautista.

Aumento de plantilla con concurso de traslados y cobertura completa en caso de jubilaciones, bajas o vacaciones; capacidad para realizar todas las pruebas diagnósticas que necesiten o mejoras en las retribuciones económicas, son algunos de sus principales reclamaciones. Y es que, el colectivo cobra por las horas extras o de guardia la mitad con respecto a lo que les pagan por su jornada habitual, y son los peor pagados de toda España.

También exigen que se eliminen los contratos programas y que puedan ser los propios profesionales los que elijan a los directores médicos de los centros. Ante la oleada de agresiones físicas y verbales que ha sufrido el colectivo en los últimos meses, la organización exige incluir cámaras y seguridad; una medida que forma parte del apartado de garantía de salud laboral y seguridad y que incluye también que la jornada laboral total diaria no supere las 12 horas para garantizar el bienestar del profesional.

En cuanto a la posibilidad de desconvocar los paros previstos, la organización fue contundente y aseguró que necesitan que se comprometan al cumplimiento de todos los puntos para que no se lleve a cabo la convocatoria. «Vamos para delante y no nos vamos a creer lo primero que nos digan. Con promesas no nos van a parar», aclaró Becerra.

Otro de los puntos significativos para la organización sobre cómo se puede desarrollar la huelga reside en quién represente a la administración pública para negociar y pactar cuestiones relacionadas con los servicios mínimos necesarios. «Si las negociaciones son en Sevilla, que es donde dan respuestas, será muy indicativo. Si se hace en la calle Sevilla (ubicación del Distrito sanitario Málaga-Guadalhorce), la huelga será bastante dura», advirtió Carlos Bautista.

La convocatoria coge peso entre el colectivo más allá de la provincia y la organización indicó que algunas ciudades estudian la posibilidad de unirse a la cita, una convocatoria que apoya ya el 50 por ciento del sector malagueño de manera pública, mediante una recogida simbólica de firmas. Un porcentaje que sería superior, según la organización, aunque no aumenta por temor a represalias.

El gerente del Distrito Málaga y Guadalhorce, José Luis Gutiérrez, se remitió a las declaraciones del lunes y aseguró ayer que el plan estratégico de Salud para impulsar la Atención Primaria responde a varias peticiones del sector y están abiertos al diálogo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp