18 de septiembre de 2018
18.09.2018
La Opinión de Málaga
Transporte

Málaga acogerá una prueba mundial de carga rápida para autobuses eléctricos

Alstom ha desarrollado Aptis, un autobús totalmente eléctrico con un sistema de recarga rápida muy novedoso que se pondrá a prueba en Málaga

18.09.2018 | 16:33
Los autobuses Aptis desarrollados por Alstom incluyen numerosas novedades.

Alstom prevé realizar la primera prueba mundial de su carga rápida para autobuses eléctricos en la ciudad española de Málaga en el primer trimestre de 2019, ha señalado su presidentes para España, Antonio Moreno.

La compañía francesa ha creado un autobús 100 % eléctrico, Aptis, con el que por primera vez en su historia "se sale de las vías" y entra en la movilidad urbana fuera del raíl, ha agregado Moreno en el marco de la feria ferroviaria InnoTrans, que ha abierto hoy sus puertas en la capital de Alemania.

Aptis tiene dos modos de recarga. Uno de ellos consiste en recargar las baterías en las cocheras por la noche, utilizando un conector estándar. Las baterías tardan unas 6 horas en completar la carga y el vehículo dispone de energía suficiente para funcionar durante todo el día.

El segundo es un sistema novedoso de carga rápida "SRS" por el suelo, a través de un patín que va captando la energía, recargándose en 5 minutos -el tiempo que tarda el conductor en hacer una breve pausa de descanso-, cuya prueba piloto tendrá lugar precisamente en Málaga.

La prueba se llevará a cabo no sólo con un autobús de Alstom, sino también con uno de otra marca, dado que el sistema es compatible con otras marcas y otro tipo de vehículos como tranvías, camiones de basura, furgonetas de reparto o coches eléctricos, ha explicado Moreno.

El objetivo de la compañía es traer un prototipo de Aptis de pruebas a España, a finales de este año, a ciudades como Madrid y Barcelona, aunque también hay muchas otras interesadas como Valencia o Málaga.

Alstom ya cuenta con tres prototipos de este producto "revolucionario", según Moreno, y empezará a fabricar la primera serie en los próximos meses, lo que le permitirá presentarse a concursos de aquí a finales de año. De hecho, acaba de ganar uno en Francia de una central de compra de autobuses.


Se trata de un vehículo, cuya estructura es más cercana a la de un tren, ya que está construido con los mismos métodos que un tranvía -con módulos de aluminio-, por lo que es más resistente y su vida útil es el doble que de un autobús normal -entre 20 y 25 años frente a los 12-15, respectivamente-.

Aptis, que puede transportar hasta 95 pasajeros, tiene un 20 % más de superficie acristalada, con unas ventanas panorámicas en ambos extremos.

Con cuatro ruedas direccionables, frente a las dos que tienen los autobuses, Aptis ocupa un 25 % menos de superficie en curva, lo que facilita su perfecta integración en la ciudad.

De este modo, se reduce al mínimo el espacio necesario para estacionar en las paradas de autobús y se deja más espacio a otros vehículos.

Para su diseño, Alstom partió de cero, mientras que la mayoría de los fabricantes de autobuses eléctricos parten de uno de propulsión diesel que convierten en eléctrico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook