04 de octubre de 2018
04.10.2018
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
102.136
Fallecidos:
9.053
Recuperados:
22.647
Mundo:
Casos:
859.965
Fallecidos:
42.344
Recuperados:
178.364
Actualizado: 01-04-20 11:37h
Equipamientos culturales

IU-MpG exige que el CAC sea gestionado por la Agencia Pública de Museos

Eduardo Zorrilla critica la "chulería y la arrogancia" del director del espacio expositivo al hablar del pliego antes de que haya sido publicado

04.10.2018 | 05:00
Imagen del Centro de Arte Contemporáneo.

Los ediles de IU-MpG, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, criticaron ayer la «arrogancia y la chulería» del director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC), Fernando Francés, al haber dado detalles con declaraciones públicas que muestran su conocimiento del pliego de condiciones que ha de salir en breve para la concesión de la pinacoteca por cuatro años a una empresa interesada en gestionarla. Así, pidió que este espacio sea gestionado por la Agencia Pública de Museos del Consistorio (Casa Natal, Museo Ruso, etcétera...).

Consideró Zorrilla que ello es contrario «a los principios de competencia y competitividad» que debe regir en un concurso público y volvió a insistir en que es necesario que sea la agencia pública municipal de museos la que gestione el espacio, «no para hacer negocio», ya que ello sería más transparente y habría más control por parte del Ayuntamiento, además de suponer un importante ahorro económico.

Entendió que es «sangrante que el director del CAC, que parece optar al concurso, conozca el contenido del pliego si no se ha publicado», de cuyas condiciones, por cierto, tampoco han sido informados los grupos de la oposición. «Lo critica porque está disconforme. Nosotros abogamos por una gestión pública. De hecho, el pleno del Ayuntamiento aprobó esa gestión pública en abril de 2017 y luego Ciudadanos llevó una moción en la que planteaba una gestión privada pero con un pliego que diera lugar a un concurso de concurrencia competitiva», precisó. Indicó que las nuevas condiciones del pliego, sin embargo, son más garantistas, «endurece las condiciones», porque la gestión pasa de diez a cuatro años, reduce el dinero público a percibir por el concesionario desde los 3,2 millones anuales actuales a 2,8 millones de euros al año con el nuevo contrato. Además, se aumenta el espacio expositivo a gestionar, añadiendo las salas de la Coracha, y se pide a la empresa solvencia técnica y económica, y se obliga a convocar un comité asesor a la hora de comprar las obras de arte. «Se endurecen las condiciones, pero es que antes era una barra libre», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook