08 de octubre de 2018
08.10.2018
Patrimonio

Piden que el convento de San Agustín sea declarado Bien de Interés Cultural

IU-MpG, que recoge esta reclamación de Málaga Rec, quiere evitar así que pueda reformarse el inmueble de una forma que no respete su esencia

08.10.2018 | 05:00
Vista del edificio, ubicado en el centro histórico.

El grupo municipal de IU-Málaga para la Gente (IU-MpG), alertado por las asociaciones en defensa del patrimonio y, en especial, por Málaga Rec, lleva una iniciativa a la próxima Comisión de Transparencia en la que pide a la Gerencia de Urbanismo que emita un informe negativo y niegue la licencia para demoler el Convento de San Agustín, que, tras su reforma, debería convertirse en la sede de la Biblioteca Pública del Estado en Málaga, un proyecto propuesto por el Ministerio de Cultura que «no respeta la protección integral con la que cuenta el edificio y, a nuestro juicio, vulnera la misma». También pide IU-MpG que sea declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta.

De cualquier forma, la semana pasada el Ministerio de Cultura ya expresó su interés por frenar la reforma del edificio, después de los restos arqueológicos hallados en el suelo y de los atentados arquitectónicos que sufriría el edificio con esta reforma, como adelantó La Opinión de Málaga.

Es Málaga Rec la que ha aportado toda la información en el caso de este inmueble, ubicado en el número 6 de la calle San Agustín, que forma parte del Centro Histórico de Málaga declarado como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico.

En el edificio, sólo cabe «la restauración de los elementos existentes, evitando su desaparición o sustitución, reconstruyendo los elementos que por diversas razones sean irrecuperables y la readaptación de espacios al nuevo uso sin dañar la imagen global. Además, la nueva fachada posterior propuesta –consta en la iniciativa de IU-MpG– afecta negativamente al BIC del Centro Histórico».

Como segundo punto, piden que los grupos acuerden instar al promotor del proyecto, el Ministerio de Cultura, a que realice «los cambios necesarios para que se conserven, restauran o integren todos los elementos existentes, como son las puertas de madera, ventanas, rejerías, zócalos de azulejos, solerías de interés, decoración de cubiertas, huecos en fachadas y volúmenes actuales, etcétera...».

En tercer lugar, el grupo municipal, basándose en la documentación y exigencias de Málaga Rec, pide que, de acuerdo con la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía, se realice solicitud formal e inicio del procedimiento para la declaración del convento como BIC» y, por último, que se informe con detalle a todos los grupos sobre la situación en la que se encuentra la tramitación de este expediente, informes y resoluciones existentes, así como de los plazos de aprobación y de información pública del mismo.

Recuerda el grupo que el inmueble tiene protección arquitectónica integral en el PGOU, por lo que debería ser conservado en toda su extensión por su carácter singular y monumental, así como por razones histórico-artísticas. El proyecto del Ejecutivo lleva a cabo «una serie de actuaciones que dañan gravemente el bien protegido y sus elementos arquitectónicos-decorativos». Por ejemplo, se elimina todo el zócalo de azulejos que rodea el patio principal y la escalera; los herrajes originales de los balcones de todos los huecos del patio principal y se sustituye por láminas de cristal; se quitan todas las carpinterías originales de puertas y ventanas del patio principal, lo que conlleva la retirada de los herrajes semicirculares decorativos que tienen las ventanas de arco y se acaba también con el suelo original patio y otras solerías. La escalera principal es destruida y construida de nuevo con otro tamaño, el patio de entrada y el principal son tapados con cubiertas muy llamativas, entre otros aspectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook