28 de diciembre de 2018
28.12.2018
Empresas

Denuncian el despido de 5 empleados de mantenimento de las señales de Tráfico en Málaga

CCOO critica que la nueva concesionaria, Revenga-Aceinsa, ha practicado un ERE encubierto

28.12.2018 | 11:46

El sindicato CCOO ha denunciado este viernes el despido por parte de la empresa Revenga-Aceinsa de cinco trabajadores dedicados al mantenimiento de las instalaciones de tráfico en la provincia de Málaga. Según el sindicato, la plantilla que realiza estas funciones en Andalucía Oriental, llevando a cabo la conservación y señalización de las carreteras, se ha visto mermada de 46 a 38 miembros. Las personas despedidas son las citadas cinco de Málaga, otras dos en Granada, y una en Almería (6 de operaciones y 2 de personal técnico). Las salidas se han producido transcurrido un mes del cambio de empresa por la resolución de la licitación de la Dirección General de Tráfico (DGT) y al pasar la plantilla a formar parte de la nueva prestataria Revenga-Aceinsa.

CCOO ha achacado los despidos a los "problemas de gestión de las administraciones y la arbitrariedad empresarial" y ha afirmado que la DGT, al dividir el servicio de mantenimiento de instalaciones de tráfico, "no ha tenido en cuenta que la plantilla se vería reducida, y a pesar de la subrogación parte del personal sería despedido". Por otro lado, critica que Revenga-Aceinsa, "aludiendo falta de viabilidad económica, encubre un expediente de regulación de empleo y sin negociación con la representación legal de la plantilla, ha procedido al despido de forma arbitraria sin criterios establecidos, ni posibles opciones tales como prejubilaciones, bajas voluntarias o posibles traslados".

Para CCOO, las distintas administraciones deben tener en cuenta el convenio colectivo al que están sujetas las plantillas, y controlar las consecuencias laborales al llevar a cabo la división de los lotes a los que las empresas acceden, con objeto de evitar "despidos indeseados o reducción de la calidad del servicio por disminución de personal".

Los servicios jurídicos de la organización sindical estudian ahora la interposición de demanda contra Revenga-Aceinsa, por incumplimiento de las normas legales y encubrir un ERE, ya que el despido afecta a más del 10% de la plantilla, lo que obliga a negociar con sus representantes y establecer criterios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook