02 de marzo de 2019
02.03.2019
Medio Ambiente

Bosque Urbano promueve otra reunión con los partidos

Quiere sondear si hay cambios con respecto al proyecto en los terrenos de Repsol después de que Ciudadanos haya roto con De la Torre

02.03.2019 | 05:00
Proyecto de bosque urbano en Repsol.

La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga presentó ayer en el registro general del Ayuntamiento una convocatoria dirigida a los representantes de los cinco grupos políticos municipales.

El objetivo es emplazarles para hablar del proyecto en los terrenos de Repsol en una reunión que tendrá lugar el próximo martes, 12 de marzo a las 6 de la tarde, en la sede de la asociación de vecinos Cooperación, de la Cruz del Humilladero.

Esta cita, la segunda en la que la plataforma ciudadana convoca a los grupos municipales, «se produce porque se ha abierto un nuevo escenario político, después de la ruptura por Ciudadanos del pacto de gobierno que tenía con el Partido Popular; por eso queremos ver si hay posibilidad de consenso entre todos los grupos para hacer una gran zona verde en Repsol», explicó ayer a este diario el portavoz de Bosque Urbano Málaga Pedro Francisco Sánchez.

El portavoz indicó que se abre esa posibilidad, y recalcó que la solución que se le dé a los terrenos tendrá que ser política.

A este respecto, señaló que el grupo municipal de Ciudadanos siempre ha mantenido la obligatoriedad de que se construya uno de los cuatro rascacielos previstos, «porque era propiedad de la Sareb, pero se puede hablar con la Sareb para ver si se pueden trasladar esos derechos urbanísticos a otra parte de la ciudad». Pedro Francisco Sánchez apuntó que la plataforma ha tenido contactos informales con el llamado banco malo «y nos dejan entrever que están dispuestos a tener esas reuniones si con eso se entiende que va a salir una solución definitiva».

«Esperemos que en la reunión con los grupos puedan plantear sus dudas y podamos hablar con toda franqueza para ver cuáles son las líneas rojas y si esos escollos se pueden superar», destacó.

El portavoz de la plataforma subrayó que existe «un gran consenso social de gran parte de la ciudadanía malagueña» para que en los 177.000 m2 de esa parcela se proyecte un bosque urbano, «en lugar de lo que dice el PGOU: 50.000 m2 de zonas verdes, 20.000 de zonas ajardinadas y de recreo, cuatro rascacielos, 400 viviendas y un centro comercial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook