11 de abril de 2019
11.04.2019
Impuestos

La bajada del IRPF beneficiará a más de 618.000 malagueños

También se beneficiarán más de 22.000 familias por la reducción de los impuestos de trasmisiones y escrituras, según la Junta

11.04.2019 | 05:00
La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, destacó ayer que serán 618.263 personas las que se beneficiarán en la provincia de la bajada del IRPF aprobada por la Junta de Andalucía, así como más de 22.000 familias en cuanto a la reducción de los impuestos de trasmisiones y escrituras.

Navarro explicó cómo afecta a Málaga el nuevo decreto ley de la Junta de Andalucía por el que se suprime el 99 por ciento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, una bajada del IRPF y beneficios fiscales para familias numerosas, empresas y autónomos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

La delegada recordó que el Gobierno andaluz inició «una promesa» de bajada masiva de impuestos, para lo que se ha aprobado una bonificación al 99 por ciento en la cuota del impuesto de sucesiones y donaciones, que tiene el objetivo de «aumentar la renta disponible, atraer la inversión y el talento, dinamizar la economía, evitar el éxodo fiscal y reducir la economía sumergida y fraude fiscal».

«En 2018, en Málaga más de 45.000 ciudadanos hicieron la autoliquidación de este impuesto de sucesiones y donaciones y pagaron en torno a 40 millones de euros en total», precisó Navarro, que indicó que estos 45.000 malagueños podrían haberse beneficiado de esa bonificación del 99 por ciento si hubiese entrado en vigor antes. Asimismo, explicó que, en el caso del impuesto de donaciones, la nueva medida permitirá que si unos padres destinan a su hijo unos 10.000 euros «para una casa o un negocio», hasta ahora tenía que pagar 782,06 euros por este impuesto, que se reducirán a 7,82 euros en cuanto entre en vigor.

Navarro resaltó que con la bonificación del 99 por ciento Andalucía se une a otras comunidades autónomas como Extremadura, Murcia o Madrid, que ya tienen regulada esa reducción. «No es de extrañar que muchos malagueños hayan decidido situar su domicilio fiscal en muchas comunidades vecinas, precisamente huyendo de este infierno fiscal que hasta el día de ayer ha sido nuestra comunidad autónoma», resaltó.

En cuanto a los beneficios para las familias numerosas en la compra de su vivienda habitual por un valor que no supere los 180.000 euros, se ha aprobado un tipo reducido para los impuestos de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) y Actos Jurídicos Documentados (AJD). El tipo aplicable en las TPO pasa del ocho al 3,5 por ciento, y el que se aplica en los AJD (escrituras y documentos notariales) pasa del 1,5 al 0,1 por ciento, precisó Navarro. En este sentido, indicó que si por la compra de una vivienda valorada en 180.000 euros, una familia numerosa pagaba hasta ahora 14.400 euros en concepto de TPO o 2.700 por AJD, en adelante pagará 6.300 euros por TPO o 180 por AJD. El ahorro sería de 8.100 euros en el primer caso y de 2.520 en el segundo; lo cual beneficiará a «las más de 22.000 familias numerosas de la provincia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp