22 de abril de 2019
22.04.2019
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
102.136
Fallecidos:
9.053
Recuperados:
22.647
Mundo:
Casos:
859.965
Fallecidos:
42.344
Recuperados:
178.364
Actualizado: 01-04-20 11:37h
Entrevista

"El 155 es la panacea para restituir la ley en Cataluña"

Guillermo Díaz es número uno de Ciudadanos por Málaga al Congreso

22.04.2019 | 05:00
Guillermo Díaz posa para la entrevista en las calles del Centro Histórico de Málaga.

A pesar de formar parte del proyecto naranja desde el momento en el que se optó por la expansión nacional, asegura que está cada día más convencido de su partido. Licenciado en Derecho y apasionado del cine y de la música, opta a revalidar su asiento en el Congreso

Díaz encabeza la candidatura de Ciudadanos en lo que es una consecuencia lógica del peso que ha adquirido dentro de su propio partido. De desconocido a telonero de Albert Rivera. Por el camino, atiende a La Opinión.

¿Sigue viendo a Albert Rivera como presidente del Gobierno después del 28A?
Lo veo más que antes. Porque lo he conocido más.

Viendo cómo están las encuestas, se podría concluir que usted es un optimista nato.
En el caso de Cataluña nadie veía tampoco que pudiéramos ganar. En Andalucía nadie se creía que el Gobierno de la Junta iba a cambiar. Está todo en un puñado de votos.

¿Estamos ante la campaña más determinante?
La campaña es determinante. Los debates también.

¿Fueron ustedes a Rentería a provocar y sacarle provecho al material gráfico cosechado durante lo que queda de campaña, como le acusan algunos?
Las personas constitucionalistas que viven en Rentería no suelen poder expresarse en libertad. Porque están constreñidas por el nacionalismo. Es importante demostrar que se puede ir a todos los sitios en España. Si no, el nacionalismo conformará sus guetos y hay que romper esos guetos.

Cuando habla de nacionalismo, ¿se refiere solo al catalán o al vasco? ¿Hay nacionalismo españolista?
El adjetivo del nacionalismo depende de la naturaleza del proyecto y de quién lo ejerce. Es la pulsión excluyente que intenta privilegiar a un grupo frente a los demás.

¿En qué partes de España existe para usted esa pulsión nacionalista a la que ha hecho referencia?
En Cataluña y en el País Vasco. Con menos éxito, en Galicia. Ahora quieren Compromís y sus aledaños conseguir algo similar en la Comunidad Valenciana.

¿Denunciar, finalmente, ante la Fiscalía supuestos delitos de odio sucedidos en Rentería es una medida electoralista?
El delito de odio se produce independientemente del momento en el que se dé. Yo estuve en Alsasua, que fue una situación similar. Los deseos que nos dedicaban eran de odio.

El programa electoral de Ciudadanos aboga por una aplicación inmediata del 155. ¿Cree que es una panacea para solucionar problemas territoriales?
Es la panacea para restituir la ley en Cataluña. Los problemas se resuelven, una vez restituida la ley.

Más allá del 155, ¿qué propone su partido para reconducir la situación en Cataluña?
El 155 no está relacionado con un motivo político sino con un motivo legal. Es un instrumento para restituir la ley. Una vez restituida la ley, se puede hablar de multitud de cosas. Pero dentro de la ley.

Pedro Sánchez ha recuperado el «no es no» para un posible referéndum de autodeterminación en Cataluña. ¿Usted se fía?
No. Las señales de Pedro Sánchez no indican que él, en un futuro, no pretenda negociar un referéndum de autodeterminación. Hasta que no han llamado al orden a Miquel Iceta, venía hablando del referéndum. En la hemeroteca, el PSC ha votado a favor de estas cuestiones durante mucho tiempo.

¿El PSOE es un partido constitucionalista para usted?
Los planteamientos del PSOE de Sánchez están fuera de la Constitución.

¿Vox es un partido constitucionalista?
Ahora mismo, en las cuestiones que nos ocupan, Pedro Sánchez ha actuado, desde el Gobierno, en contra de la Constitución. El movimiento se demuestra andando.

¿Le gustaría tener como compañeros de viaje en la próximo legislatura a diputados de Vox?
La pregunta hay que hacerla a Vox. Estamos hablando de quién va a ser el presidente del Gobierno: si Pedro Sánchez y su nación de naciones o una alternativa encabezada por Rivera y su proyecto para una nación moderna de ciudadanos libres e iguales.

En el PP afirman que esa disyuntiva solo existe entre Pedro Sánchez y Pablo Casado.
Será que en el PP no quieren ni ver otra posibilidad, pero estamos muy cerca en votos. Hay muchos indecisos y la campaña influye.

¿Ciudadanos ha cedido el centro desde la moción a Rajoy?
No. Los parámetros no son izquierda o derecha. Ahora mismo se asemeja la unidad de España a la derecha. Y no hay nada más social que un país que quiera salir adelante en común. A nosotros, hay una intención de desplazarnos del centro por eso. Pero los ejes son otros. ¿Queremos estar dentro de Europa o fuera? ¿Queremos estar a favor de los derechos y libertades individuales?
¿Queremos estar a favor de derechos civiles como el matrimonio gay? ¿Queremos una nación de naciones o queremos una nación unida? ¿Somos neopuritanos o queremos un feminismo de verdad.

¿La gestación subrogada debería institucionalizarse?
Debería regularse.

Concrete, por favor.
Con una norma garantista, en la que no haya un pago. En la que participe un juez. Y que la madre sea mayor de 25 años y tenga demostrada solvencia económica.

¿Pensar que una mujer gesta un niño para otros de manera altruista no es ser ingenuo?
Yo sé que hay mujeres que están dispuestas a ayudar a ser madres a otras mujeres. Lo sé porque he hablado con ellas.

¿La eutanasia debería regularse? ¿Usted cree en el derecho a una muerte digna?
Sí. Opino que sí, siempre y cuando se haya garantizado antes que no se puede paliar el dolor de algunas enfermedades. O sea, que sea como una última ratio.

¿La iglesia debe quedarse fuera del colegio y del Estado?
El Estado ya es laico. Está la escuela concertada y nosotros defendemos el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieran para sus hijos.

Usted ha afirmado que aspira a tener el tercer escaño en Málaga. ¿A costa del PP o del PSOE?
Lógicamente, el que nos permita sumar una mayoría para echar a Sánchez. O sea, del PSOE.

¿Qué es lo que menos soporta de la política?
La pérdida de la privacidad.

¿Elevar el SMI a 1.200 euros le suena a cuento o a una aspiración legítima?
La aspiración es legítima, pero no es viable. Pablo Iglesias como ministro de Economía llevarían a esas políticas. Ya han asesorado a otros países y no les ha llevado a nada bueno. ¿Por qué no a 1.500 o 1.700?

¿Contempla bajar el SMI de los 900 euros?
No.

¿Cómo funciona el modelo de contrato único al que aspira Ciudadanos en materia laboral?
El PP y el PSOE no han logrado rebajar el paro del 18%. Creen que es una maldición bíblica. Nuestro modelo tiene tres pilares. Primero, todo el mundo es indefinido desde el minuto uno. No se produce una dualidad entre fijos y temporales. Por otro lado, tiene lo que se conoce como una mochila de derechos. Hay mucha gente que no cambia de trabajo, aunque le gustaría, para no perder la antigüedad. Esto fomentaría la movilidad. La tercera pata es un sistema de bonus en la Seguridad Social para aquellas empresas que menos despidan.

¿Quién le ha parecido mejor ministro de Exteriores, Alfonso Dastis o Josep Borrell?
No ha sido una buena época para la política exterior de España.

¿Está ya cansado de que le hagan las mismas preguntas?
No. Es lógico que a la gente le preocupen las mismas cosas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook