21 de mayo de 2019
21.05.2019
Vivienda

Málaga y otras cuatro provincias suman el 45% de las casas que se venden en España

La provincia malagueña ha comercializado 32.600 viviendas en los últimos doce meses, sólo por detrás de Madrid, Barcelona y Alicante y por delante de Valencia - Se mantiene como segundo mercado con mayor índice de ventas por nivel de población

21.05.2019 | 05:00
Obras de construcción de viviendas en Málaga.

El sector inmobiliario sigue atravesando un momento dulce, con Málaga como uno de los grandes motores en la reactivación nacional del sector. La provincia malagueña se afianza en este arranque de 2019 como el cuarto polo de actividad en España con 32.654 viviendas vendidas (tanto nuevas como de segunda mano) en los últimos doce meses, sólo por detrás de Madrid (77.569), Barcelona (56.717) y Alicante (38.646) y por delante de Valencia (30.475).

Estas cinco provincias comercializan así cerca de la mitad (exactamente el 45,2%) de las 521.550 viviendas vendidas durante ese periodo en España, según el último informe del Colegio de Registradores, publicado estos días y correspondiente al primer trimestre de este 2019. Madrid es la que se lleva la mayor cuota con un 14,8%, seguida de Barcelona (10,8%), Alicante (7,4%), Málaga (6,2%) y Valencia (5,8%).

La tendencia del volumen de operaciones en el mercado, además, sigue siendo alcista, con un 7% más en el caso de Málaga en relación al periodo anterior.

Los datos ponderados a nivel general también son muy propicios para la provincia malagueña, que registra entre marzo de 2018 y marzo de 2019 un índice de 19,82 ventas por cada mil habitantes, dato sólo superado por Alicante (20,93) y superior a los de Castellón (15,78) y Almería (15,45) y Girona 814,61), que completan las primeras posiciones del ranking nacional por provincias (todas ellas costeras y de perfil turístico). El índice malagueño es además muy superior a la media española, que ronda las 11 operaciones por cada mil habitantes.

Entre 2014 y 2016, Málaga ostentó la primera posición en este ranking, pero en 2017 y 2018 fue ya superada por Alicante (una provincia donde el peso del turismo residencial es, al igual que en la malagueña, muy significativo) lo que en absoluto resta valor al gran ritmo malagueño de compraventas.

La pujanza de Málaga se evidencia también en el hecho de que actualmente es la tercera provincia de España donde más viviendas de nueva construcción se están vendiendo. En concreto, han sido 6.308 operaciones, únicamente rebasada por las 8.318 de Barcelona y las 18.234 de Madrid.

«El año 2019 ha comenzado con una notable fortaleza por lo que respecta a la demanda de vivienda. Después de que la segunda mitad de 2018 mostrase una ligera tendencia descendente con respecto a los máximos de la primera mitad del año, la recuperación de comienzos de año consolida una realidad inmobiliaria todavía muy activa y, por tanto, alejada de las primeras impresiones de corrección de la demanda», comenta el Colegio sobre la evolución del mercado en España.

En todo caso, este organismo invita a mantener «cierta prudencia» sobre el futuro de las compraventas. «A la previsible ralentización del crecimiento económico, con lo que todo ello conlleva, hay que unir las alzas en el precio de la vivienda, con tasas que vienen consolidando niveles elevados y, que sin duda, tendrán consecuencias sobre la demanda». Para el Colegio, en la medida que la economía siga creciendo y el ritmo del precio de la vivienda mantenga subidas interanuales no superiores al 5%, el mercado inmobiliario «podrá alargar el buen comportamiento de los últimos años».

Mercado foráneo


Los datos también confirman que el comprador extranjero continúa siendo fundamental para el sector, debido ante todo al atractivo que ejerce la Costa del Sol entre el segmento del turismo residencial. En el primer trimestre de 2019, los foráneos compraron el 28,1% de las viviendas que se vendieron en Málaga. El porcentaje es inferior al de otros años (entre 2014 y 2016 se movió en torno al 34%) por la progresiva vuelta el mercado del comprador nacional, pero sigue mostrando el tirón de la provincia para los extranjeros que desean tener una vivienda en zona costera para las vacaciones o para diversas temporadas al año. Por delante de Málaga en cuanto a peso de compradores no españoles está Alicante (donde un 40,9% de las operaciones son de clientes extranjeros) y Tenerife (34,2%). La provincia malagueña sobrepasa en esta ocasión a Baleares, que en anteriores trimestres ocupaba la tercera posición en cuanto a peso de compras por parte de extranjeros y ahora es cuarta (27,4%). Tras ellas están Las Palmas (21,4%), Murcia (20,1%), Almería (17,3%), Tarragona (13,3%) y Castellón (12,5%).

«Todas ellas son provincias con alto nivel de atracción turística vinculada al sol y playa, que en muchos casos deriva en la adquisición de una vivienda por una parte significativa de los turistas», señala el Colegio. Así, estos altos niveles de compra de casas por parte de los foráneos otorga a estos mercados locales «un aspecto mucho más equilibrado», en la medida que no se ven condicionados tan intensamente por factores sociales y económicos que sí afectan a la población local residente. «Desde este punto de vista, se trata de mercados con un funcionamiento mucho más dinámico», añaden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook