24 de mayo de 2019
24.05.2019
Polémica

Denuncian que Smassa bonifica a sus gruistas con dinero de la Policía Local

El SIP-AN lo considera "inadmisible" cuando los agentes sufren graves recortes en uniformes y medios

24.05.2019 | 05:00
Una moto en servicio con daños en el carenado.

El Sindicato Independiente de Policía Local (SIP-AN) denuncia que la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios (Smassa) de Málaga, la empresa que gestiona el servicio de grúas, reparte beneficios anuales a sus operarios a costa de unos recortes en el cuerpo policial municipal que afectan directamente en los medios materiales y de uniformidad de los agentes. Según la organización sindical, este desvío es cuanto menos chocante si se tiene en cuenta que el 49% de Smassa está en manos privadas.

Según explicó el sindicato a este diario, esta situación no es nueva ya que se remonta al año 2012, en plena crisis económica, cuando Smassa comenzó a tener problemas de rentabilidad al descender en la ciudad el número de conductores y sanciones y, por tanto, de requerimientos de la Policía Local para retirar vehículos. Para regular el servicio y que el beneficio anual fuera positivo, el SIP-AN recuerda que Smassa tomó varias medidas, entre ellas disminuir los trabajos de grúa de día, de noche y los fines de semana, lo cual podría provocar una reducción de plantilla y la disminución de los ingresos de los operarios. Tal y como consta en algunas actas de las reuniones entre la sociedad y el comité de empresa aportadas por el SIP-AN, la solución de Smassa «fue y sigue siendo» compensar a sus trabajadores, entre otras cosas, con un sistema de productividad «con el que en función del número de servicios de cada operario se le abona un plus de entre dos y cinco euros por vehículo retirado» a costa del presupuesto anual de la Policía Local. Esto, según el sindicato policial, supone pluses en las nóminas de hasta 600 euros al mes sin que pueda superar los 4.700 euros anuales, mientras que el presupuesto de la Policía Local se recorta en más de un millón al año.

«No es admisible que existan listas de espera donde los policías se apuntan para que se les renueve un pantalón, botas o un polo. Que tengamos que patrullar con vehículos sin limpiar y reparados con cinta americana o que tengamos jefaturas de policías con muros con riesgo de caída, humedades en las paredes, aseos cerrados o con plagas de insectos mientras se desvía el presupuesto de la policía a otras áreas», ha asegurado el secretario general de SIP-AN en Málaga, Manuel Troyano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook