05 de junio de 2019
05.06.2019
La Opinión de Málaga
Salud

Pacientes operados de cadera, inmovilizados por falta de celadores en el Regional

No hubo profesionales un fin de semana en la planta de Traumatología, según CSIF, y los afectados no se levantaron

05.06.2019 | 05:00
Imagen del Hospital Regional.

El sindicato CSIF ha presentado un escrito ante la gerencia del Hospital Regional para denunciar que durante un fin de semana completo, los pacientes recién operados de cadera que subieron a planta de Traumatología no fueron movilizados en las primeras horas postquirúrgicas por falta de celadores en la planta.

En el escrito, al que ha tenido acceso este periódico, el sindicato indica que los pacientes recién intervenidos hace unas semanas se quedaron sin levantar durante las primeras 48 horas, una actuación que consta en el Plan de Atención Integral bajo la recomendación de la deambulación precoz asistida, «por lo que se atenta contra la calidad asistencial del paciente de forma flagrante».

El texto también indicó que el personal de Enfermería de planta propuso el sábado a los familiares de los afectados que si querían levantar a los recién intervenidos podían hacerlo, sin ayuda, «pero que si ocurría algún contratiempo (mareo, traspié...) no había celadores para ayudarles a acostarlos de nuevo».

Asimismo, desde el sindicato aseguran que las tardes de los fines de semana no hay celadores asignados a las plantas del hospital, aunque se consultó para saber si alguno estaba disponible y no fue posible que nadie se trasladara a la planta de Traumatología.

Ante este suceso, el sindicato exige que no vuelva a repetirse esta situación que «atenta contra la seguridad y calidad asistencial prestada al paciente» y solicitan una cobertura absoluta de la plantilla. Una situación que en uno de los principales puntos que la acusan estos profesionales es en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Más celadores en UCI

Con tres celadores por la mañana y dos por la tarde, el sindicato exige que se incremente en un profesional más en cada uno de los turnos por la sobrecarga laboral que tienen. Una plantilla total en el hospital que ronda los 160 profesionales.

Con 42 camas en la UCI, fuentes sindicales aseguraron que entre el 80 y 87 por ciento de los pacientes están intubados mientras que el resto son pacientes con dolencias coronarias.

El paciente entubado requiere la asistencia del celador y, por norma general, la realización de algún escáner o TAC requiere la falta de un celador en dicha área durante unos 45 minutos; el tiempo estimado que está con el paciente que se realiza la prueba. Aseguran que por la tarde se suelen realizar entre 4 y 6 pruebas de este tipo, por lo que la ausencia de este profesional se prolonga durante horas y se deja al compañero al frente de toda la unidad. Además, este tipo de paciente requiere de la ayuda del celador con cuestiones relacionadas con sus necesidades y deberían cambiarles de posturas cada tres horas para que no sufran úlceras por presión, una actividad que no pueden llevar a cabo en muchas ocasiones por falta de tiempo.

Ante este escenario, el sindicato ha presentado en numerosas ocasiones escritos ante la gerencia para que conste su situación y exigen más personal.

La gerencia hospitalaria, por su parte, aseguró a este periódico que todos los pacientes que por indicación clínica precisan ser levantados lo han sido, bien por profesionales de planta o celadores que se desplazan de manera puntual a la unidad de hospitalización.

Además, recuerda que el centro cuenta con profesionales de esta categoría las 24 horas, todos los días del año, y se desplazan para las situaciones complejas que se den en planta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook