13 de junio de 2019
13.06.2019
Medicina

La AECC de Málaga financia una investigación sobre un tipo de cáncer muy raro

Financiará el trabajo del urólogo malagueño Bernardo Herrera sobre el cáncer urotelial, poco conocido y muy agresivo - Esta investigación se coordina con otros equipos europeos

13.06.2019 | 17:27
Presentación de las ayudas para el investigador malagueño Bernardo Herrera.

El investigador y urólogo malagueño Bernardo Herrera, del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria; ha recibido una ayuda económica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para continuar con su trabajo de investigación en la Unidad de Tumores Genito-Urinarios IBIMA-CNIO, en concreto sobre el cáncer urotelial y posibles terapias avanzadas.

La investigación de Bernardo Herrera forma parte de un proyecto europeo, denominado MOLCARUTUC, el cual está constituido por un consorcio internacional entre diferentes países: España, Holanda, Francia y Alemania. Los grupos de investigación en su conjunto y de forma coordinada van a estudiar el cáncer de urotelio superior y las recurrencias del mismo en el desarrollo de un cáncer de vejiga (cáncer vesical).

Según el Bernardo Herrera, el programa MOLCARATUC es un proyecto europeo multicéntrico, único y a gran escala, en el que se analizarán las características moleculares del cáncer de urotelio superior, un tumor raro, poco frecuente y de mal pronóstico, y sus respectivas recurrencias vesicales. "En mi nombre y en el de todo el equipo agradecemos a la AECC y a su sede local de Málaga el apoyo y la financiación a este proyecto", aseguró.

El cáncer de urotelio superior es muy poco frecuente (entre uno y dos casos por cada 100.000 personas) y tiene un mal pronóstico tras la cirugía, debido a su agresividad, ya que es un cáncer invasivo. Por ello, es necesario desarrollar estrategias para mejorar el diagnóstico para que se pueda prevenir el riesgo de que vuelva a aparecer un tumor en la vejiga tras la cirugía.

Lo que propone este equipo con su colaboración internacional es hacer un estudio completo de las características moleculares de este tipo de cáncer, analizar todos sus genes y encontrar cuál es la relación entre las alteraciones genéticas responsables del mismo y su recurrencia en el cáncer de vejiga, es decir, si existen signos comunes entre una y otra que indiquen que un cáncer de urotelio superior va a recurrir en un cáncer de vejiga.

Los resultados de este proyecto permitirán determinar aquellas marcas del tumor que van a indicar cómo se va a comportar y mejorar, de tal modo que se pueda predecir la respuesta del mismo a los diferentes tratamientos (quimioterapia e inmunoterapia) y si va a haber una recaída posterior de los pacientes. Además de ello, en base a sus características moleculares van a poder establecer nuevas dianas terapéuticas, es decir, aquellos ''puntos débiles'' de este tumor a los que se podría atacar con un tratamiento futuro para acabar con ellos.

Por tanto, este es un proyecto que tendrá un gran impacto para el futuro de los pacientes con este tipo de cáncer infrecuente, debido a lo poco que se conoce y a las escasas alternativas de tratamiento actuales para el mismo.

Para el presidente provincial de AECC Málaga, Francisco Aguilar, es un orgullo saber que Málaga se suma a la investigación de vanguardia y que la AECC contribuye a ello. "Es una satisfacción enorme comprobar que, gracias al trabajo diario y constante de muchas personas, poco a poco los investigadores malagueños se incorporan y lideran proyectos de investigación nacionales e internacionales. El caso del Dr. Herrera no es el primero y seguro que no será el último. Sabemos que hay muchos investigadores brillantes en nuestra provincia a los cuales animo a que se informen sobre las ayudas que presta la AECC para la investigación oncológica porque nuestro compromiso es intentar ayudarles".

Por su parte, el Antonio Rueda, presidente del Comité Técnico de AECC Málaga ha destacado la importancia de participar en un proyecto internacional. "Quiero destacar la especial relevancia del investigador y del proyecto financiado por AECC. En primer lugar se financia el proyecto de un joven investigador médico malagueño que proviene de una especialidad quirúrgica. Este perfil es especialmente escaso entre los investigadores y necesita ser apoyado de forma preferente".

En cuanto al proyecto, Antonio Rueda destaca dos aspectos importantes: "Se trata de un proyecto coordinado a nivel europeo, lo que avala su calidad, garantiza el éxito en su ejecución, al mismo tiempo que incrementa el currículo del investigador y la institución para la que trabaja. Por otro lado, se centra en el conocimiento de una neoplasia poco frecuente, enfermedad en la que es prioritaria la financiación pública y la proveniente de entidades privadas, sin ánimo de lucro, para conseguir avances que mejoren el pronóstico y la calidad de vida de nuestros pacientes".

La doctora Marta Puyol, directora de Investigación de la Fundación Científica AECC ha avanzado los objetivos de la AECC en materia de investigación: "Apostar por proyectos de investigación clínicos sin interés comercial y con un claro foco en mejorar el tratamiento y la vida de los pacientes con cáncer es una prioridad para la AECC. Es importante dotar a los médicos de herramientas que les permitan compatibilizar la labor asistencial y su curiosidad científica para poder acelerar la obtención de resultados y acortar los tiempos necesarios para acercar los resultados a la práctica clínica".

Con 56 millones de euros destinados a 334 proyectos que están abiertos desde el año 2011, la AECC es la entidad social que más fondos aporta para investigar el cáncer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook