02 de agosto de 2019
02.08.2019
La Opinión de Málaga
Calidad Pascual

Calidad Pascual celebra en Málaga su 50º aniversario por todo lo alto

El evento convocó a unas 300 personas, entre trabajadores andaluces, clientes, distribuidores y empleados clave de la empresa, ya jubilados

02.08.2019 | 18:00
La familia Pascual celebra el 50º aniversario de Calidad Pascual

La pasión es el motor con el que comienza la historia de Calidad Pascual. La historia de su fundador, Tomás Pascual Sanz, y de su familia. Las tres generaciones Pascual se congregaron este viernes para celebrar los 50 años que cumple la compañía. El evento convocó a unas 300 personas, entre trabajadores andaluces, clientes, distribuidores y empleados clave en la empresa, ya jubilados. Porque, como decía Tomás Pascual: «Una empresa la hacen y la construyen las personas que trabajan en ella».

Con una máquina del tiempo como principal protagonista, los asistentes pudieron realizar un recorrido por el pasado, el presente y el futuro de Pascual, sin levantarse de su asiento. El objetivo, conmemorar el bagaje de la compañía y mirar juntos al futuro.

En el vídeo inaugural del evento, la familia Pascual conversa distendidamente sobre la trayectoria de la marca. «¿Quién no se acuerda de la canción del anuncio de leche desnatada Pascual?», bromean, al tiempo que aseguran que han seguido haciendo aquello que hacía feliz a su padre, compartir aquello que le gustaba.

Pascual celebra 50 años de éxitos, no solo en el sector alimenticio. En Andalucía, Tomás Pascual Gómez-Cuétara asegura que han vivido tres Pascuales diferentes: la industrial, la comercial y la inmobiliaria. «Andalucía es, hoy más que nunca, una extensión de nuestro proyecto empresarial», asegura Tomás.


Pasado

La historia de Calidad Pascual da comienzo en Aranda de Duero, dónde un joven Tomás Pascual Sanz empezó vendiendo bocadillos. Sus hijas, Sonia y Pilar Pascual, aseguran no haber conocido nunca a nadie que vendiera mejor que él. Probablemente fuese ese empeño lo que hizo que en 1969 fundase una empresa que sigue siendo un referente 50 años después. «Era un artista de la empresa porque él hacía arte vendiendo», asegura Pilar.

Carmelo Díaz, Julio Escribano, Pepe Rama e Ignacio del Val son los cuatro trabajadores andaluces, ya jubilados, que protagonizaron un recorrido por los recuerdos de la compañía. El viaje al pasado comenzó, como no podía ser de otra manera, con la historia de cómo se vivió el lanzamiento del primer tetra brik aséptico. La llegada de este novedoso envase derrocó a las botellas de cristal: «Al principio la gente era un poco reacia. Preguntaban cómo se podía beber algo que no se veía y se mantenía en buen estado tres meses. Tuvimos que hacer degustaciones entre los clientes», asegura Carmelo.

A día de hoy, Calidad Pascual es una empresa referente a nivel mundial. La marca desarrolla una amplia gama de productos que engloba más de 200 artículos. Exportando mercancías a casi 70 países, Pascual cuenta con 27 delegaciones comerciales y más de 2.200 empleados a su cargo.

La actividad de Calidad Pascual hace que las personas puedan disfrutar de un concepto de calidad más amplio y global, aseguró el CEO de la empresa, José Luis Saiz. En esta breve parada en el presente, Saiz quiso agradecer a estas personas los 50 años que celebra la compañía. José Luis afirmó que Pascual es sostenible gracias al cómo hacen las cosas y el por qué la hacen: para mejorar la calidad de vida de las personas.

Un momento del evento celebrado en Málaga. Álex Zea

La tercera generación agarra el timón en la última parada de este recorrido, el futuro. Mar y Tomás Pascual indicaron que, como tercera generación, su objetivo es el de asegurar la continuidad de la empresa y transmitir ese legado que han heredado.

El futuro de Calidad Pascual pasa por mantener el compromiso que asumieron con sus consumidores hace 50 años, al tiempo que apuestan por un modelo de producción más ecológico y sostenible, dijo Tomás.

En el último año, Pascual ha registrado una facturación de 83,8 millones de euros en Andalucía, comunidad autónoma en la que posee una destacada presencia con 6 delegaciones comerciales, una de ellas en Málaga siendo además la región con mayor número de centros, lo que permite que sus productos alcancen más de 1,5 millones de hogares andaluces. En total, Calidad Pascual emplea en Andalucía a 150 personas de forma directa, cubriendo directamente más de 10.000 puntos de venta, con una plantilla de 110 personas orientada hacia la atención y el desarrollo de la red comercial de las delegaciones en todos sus niveles.

La Gerencia Sur es uno de los grandes pilares de Calidad Pascual en Andalucía, alcanzando una cifra de facturación de 73,3 millones de euros en el último año y Pascual también cuenta con una línea de desarrollo inmobiliario gestionado a través de La Quinta Grupo Inmobiliario para la promoción de residencias unifamiliares y apartamentos en la Costa del Sol. En el último año, facturó 10,5 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook