19 de diciembre de 2019
19.12.2019
La Opinión de Málaga
Cerrado de Calderón

Un camino de riesgo al Parque del Morlaco

La asociación de vecinos denuncia el riesgo que corren los vecinos para acceder al Parque del Morlaco por la calle Unidad y el Camino de la Desviación, a causa de la iluminación deficiente y un tramo sin aceras

19.12.2019 | 05:00
Algunas farolas están tapadas por los árboles.

La asociación critica el desinterés del Ayuntamiento y este lo niega.

«He llegado a pasar por el puente con mi vecinillo de la mano, y terminé llevándole encima. Esto es para hacer el camino con el alcalde, para que vea cómo está», cuenta una vecina que prefiere no dar su nombre.

La vecina está hablando del tramo más peligroso por el que tienen que pasar los usuarios que quieren entrar en el Parque del Morlaco y que viven en el Cerrado de Calderón. Se trata de un tramo de pocos metros, un puente en el Camino de la Desviación que parece continuar como a finales del XIX, cuando se proyectó este camino para bordear el puerto de la cantera que proveyó de piedras el nuevo puerto de Málaga. No hay aceras a ninguno de sus lados y como explica esta vecina, «los coches pasan flechados».

La conexión con la calle Unidad tampoco pasa por su mejor momento, con plantas que suelen invadir la acera y molestan a los peatones. También echa en falta, sobre todo en las inmediaciones del Parque del Morlaco, más iluminación, lo que supone otro riesgo para los peatones. Como explica, la propia vegetación del parque envuelve las farolas, que terminan por arrojar una luz muy poco generosa.

«Además, cuando el OMAU está cerrado no tiene iluminación», cuenta.

En su opinión, el Ayuntamiento debería habilitar a los vecinos del Cerrado una entrada más segura al Parque del Morlaco, sin necesidad de jugarse el físico. A este respecto, explica que en el Paseo del Cerrado de Calderón se encuentra clausurada una antigua entrada. «Si esa entrada la despejaran la gente que tuviera que ir al Morlaco no tendría que ir por el camino actual», y señala que en algunos casos, con dos niños de la mano, los vecinos acuden con mucho miedo a los coches.

Por su parte Ana Vigar, presidenta de la Asociación de Vecinos del Cerrado de Calderón, respalda esta denuncia y recalca que salvo las zonas principales, en el resto del barrio la iluminación es escasa.

Además, lamenta que las quejas vecinales, en los últimos tiempos, no sirvan para nada. «Llevamos esperando tres años a que el concejal de Málaga Este, nos reciba», explica. Es el mismo tiempo transcurrido, señala, de la última reunión con el responsable de la EMT, cuando se trató el asunto de un autobús circular para el Cerrado de Calderón.

A este respecto, la anterior vecina señala: «No hay derecho a que Málaga Oeste tenga de todo y nos veamos aquí, con el IBI multiplicado por diez y el autobús que lo han recortado cinco minutos; si vamos al Centro los fines de semana, ya sabemos que tenemos que volver en taxi».


Respuesta del Ayuntamiento


El concejal de Málaga Este, Carlos Conde, respondió ayer a este periódico que examinará las quejas sobre inseguridad, «porque estamos en proceso de mejora continua».

Además de precisar que lleva a cargo de Málaga Este «un año y tres meses» y no tres años, negó que el Ayuntamiento haya desatendido el Cerrado de Calderón. «Al contrario, estamos haciendo un esfuerzo muy importante y sólo en el último año entre las actuaciones en marcha y las que hemos hecho casi rozan los tres millones de euros de inversión, entre otras, el Parque Real, a petición de los vecinos, con un coste de 700.000 euros, o la adecuación de la red de Emasa de la red de pluviales y saneamiento».

Con respecto al autobús, subrayó que el compromiso del PP es potenciar las líneas de autobuses por el litoral Este, «con autobuses de grandes capacidades y alta frecuencia», y convertir las líneas de barriadas en líneas circulares que permitan el trasbordo «a esta línea potente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook