02 de julio de 2020
02.07.2020
La Opinión de Málaga
Intervención

Una cabra montesa, un cernícalo, vencejo, lagarto y culebras: el largo turno del Grupona de la Policía Local

Agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona) la Policía Local intervienen en la captura y recuperación de cinco especies animales en una tarde

02.07.2020 | 12:50
Cabra montesa liberada por la Policía Local.

Una patrulla de agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga participó durante un único turno de servicio, en la tarde del pasado jueves 25 de junio, en la captura y recuperación de cinco especies animales.

La primera intervención estuvo relacionada con la captura y recuperación de un macho de cabra montés que se encontraba deambulando por la Carretera de Coín, en la zona de Churriana, acudiendo los policías locales del GRUPRONA en apoyo para encargarse de trasladarla en el cajón isotérmico del que disponen en el vehículo todoterreno policial al punto más alto accesible en vehículo de la Sierra de Churriana, donde fue puesta en libertad.

El siguiente animal fue una cría de cernícalo que una persona había entregado en las dependencias de la Jefatura de Policía Local de Cruz Humilladero, hasta donde los agentes del GRUPRONA se desplazaron para hacerse cargo de la misma. Se trata de un ave rapaz que evita los bosques cerrados, prefiriendo habitar zonas abiertas o aclaradas de matorral y arbolado, zonas de cultivo, pastizales y dehesas, pudiendo encontrarse también, como en este caso, en zonas urbanas, donde llega a utilizar para anidar jardineras de terrazas o máquinas de aire acondicionado. Captura roedores, lagartijas, pequeñas aves e insectos grandes.


Tras ello, los agentes se desplazaron a una clínica veterinaria sita en calle Teresa Azpiazu y Paul, donde tenían un ejemplar de lagarto ocelado, especie incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, que habían cogido de una zona ajardinada de la misma calle tras ser alertados por unos vecinos de la zona.

Este reptil, aunque parece exótico, es autóctono, siendo el más abundante de los lagartos ibéricos, si bien no es usual que se encuentre en la ciudad, buscando hábitats secos y muy soleados tales como zonas de matorral, viñas y olivares. Usan los árboles como refugio, ya que se resguardan en huecos de los troncos, llegando a ocupar los más grandes antiguas madrigueras de conejos. Son omnívoros y muy voraces, encontrándose entre sus alimentos preferidos los insectos grandes, sobre todo coleópteros y saltamontes, arácnidos, gusanos, pequeños mamíferos, huevos de aves, otros lagartos y lagartijas, y algunos frutos, sobre todo los de sabor dulce. No son agresivos ni venenosos, como ocurre con la gran mayoría de animales que habitan nuestra provincia.

Cría de vencejo

También en dependencias policiales, en este caso de la Jefatura de Policía Local de Carretera de Cádiz, los agentes del GRUPRONA se hicieron cargo de una cría de vencejo que una niña había encontrado por la zona y había entregado a agentes de la Policía Local de Málaga. Entre las curiosidades de estas aves migratorias destaca que pueden pasar meses enteros volando ininterrumpidamente, teniendo la capacidad de descansar en pleno vuelo. Además, su capacidad de predecir el mal tiempo permite a los vencejos elegir e incluso variar sobre la marcha sus rutas migratorias, encontrándose, además, entre las aves más rápidas del mundo.

Por último, sobre las 21:30 horas de la noche, vecinos de calle Gordón telefonearon a la Sala 092 de la Policía Local de Málaga preocupados por la aparición de una culebra de un metro y medio en una zona de juegos infantil sita en el ojo patio de una comunidad, la cual estaban intentando coger con un palo pero temían que les pudiera morder.

Tras contactar por teléfono con los requirentes y conocer el aspecto de la misma, los agentes del GRUPRONA pudieron saber que se trataba de una culebra de herradura, informando a los vecinos de que este tipo de animales, aunque para algunas personas resulten desagradables, son inofensivos, e instándolos a que procurasen no hacerle daño, así como a que en todo caso intentaran inmovilizarla echándole con cuidado un trapo o similar por encima.

A su llegada, los policías locales comprobaron que la habían retenido con una fregona, cogiendo la misma con los guantes de seguridad e introduciéndola en un trasportín para proceder a retirarla del lugar ante las muestras de gratitud y alivio de los allí presentes.

Además, a última hora, los policías locales también atendieron otra llamada motivada por una culebra de grandes dimensiones, al parecer de unos dos metros de longitud, en calle Amazona, sita en la parte alta del Puerto de la Torre, no pudiendo ser recogida debido a que fue vista en una valla con gran vegetación, la cual se encontraba en las afueras de la ciudad, colindando con el campo, siendo este el hábitat propio de este animal.



180 kilómetros recorridos y cinco especies animales a reinsertar

Después de la productiva tarde en la que recorrieron un total de 180 kilómetros con el todoterreno policial, los agentes del GRUPRONA finalizaron su servicio tras intervenir en la recuperación de las cinco especies animales mencionadas.

Todos los animales recuperados, salvo la cabra montés que se liberó directamente en su hábitat, fueron trasladados y entregados al Centro Zoosanitario Municipal de Málaga, donde quedaron a disposición del Centro de Recuperación de Especies Animales (CREA) para su control y reinserción en su entorno natural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook