11 de agosto de 2020
11.08.2020
La Opinión de Málaga
El tiempo

El cambio climático incrementará hasta un 15% las lluvias torrenciales en Málaga

Zonas como Campanillas, Mijas, Benalmádena o Estepona ya sufrieron los efectos de los temporales a principios de año

11.08.2020 | 05:00
Málaga estaría un 10,76% más expuesta a inundaciones severas entre los años 2071 y 2100

La temperatura del mar alcanza un récord en Málaga desde que empezó a medirse

  • Científicos del Grupo Mediterráneo de Cambio Climático del Instituto Español de Oceanografía (IEO) registraron ayer una temperatura del agua en la playa de Fuengirola de 26,6 grados, lo que supone un récord desde que se empezara con estas mediciones diarias en 1984. Pese a que agosto suele registrar las temperaturas más altas en el agua superficial del mar, las mediciones realizadas estos días en el litoral malagueño suponen una importante anomalía, informó el Instituto Español de Oceanografía (IEO) este lunes en un comunicado. La temperatura media del agua en el litoral de Málaga en agosto, obtenida a partir de la serie histórica del IEO, es de 21,3 grados, por lo que la temperatura registrada ayer en Fuengirola supone un aumento de 5,3 grados por encima de la media para este mes. El viento de levante es el responsable del aumento de la temperatura del agua en la costa de Málaga, ya que hace que las aguas superficiales, calentadas por el sol, se acumulen en el litoral. Por el contrario, el viento de poniente empuja las aguas del borde costero mar adentro y provoca que aguas profundas y frías afloren y disminuya así la temperatura. Con viento de poniente se han llegado a registrar temperaturas de 17 grados en agosto, casi 10 grados menos que la temperatura de ayer. Las altas temperaturas y la persistencia del viento de levante en las últimas semanas es por tanto la causa de la excepcional temperatura registrada.

La Agencia Europea del Medio Ambiente advierte del efecto del calentamiento global si no se adoptan medidas.

Quizás recuerden el discurso que la joven activista Greta Thunberg dirigió a los líderes mundiales en la cumbre del clima del pasado mes de septiembre de 2019: «¿Cómo se atreven? El mundo está despertando y el cambio va a venir les guste o no». Cuando el cambio climático parecía acaparar agendas, portadas y hasta programas políticos, un fenómeno tan fortuito como lo puede ser una pandemia mundial eclipsó el calentamiento global, que afecta a todo un planeta, y también, por supuesto, a Málaga.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, a través de la plataforma ArcGIS de Esri, Málaga tendría un incremento entre el 5 y el 15 por ciento en lluvias intensas en inviernos en un escenario de altas emisiones. Recordarán, por ejemplo, las inundaciones que provocó la tormenta Gloria a principios de año. En la madrugada del 25 de enero, el 112 registró un total de 232 incidencias en la provincia de Málaga, aunque los municipios más afectados fueron Campanillas, Mijas, Benalmádena, Marbella, Alhaurín de la Torre, Torremolinos y Estepona.

Además, Málaga estaría un 10,76% más expuesta a inundaciones severas en el período comprendido entre los años 2071 y 2100, en comparación con el de 1961-1990. Zonas como Fuengirola tendrían un 6,07% de su superficie un metro bajo el mar, un fenómeno que afectaría a unas 8.000 personas; y también en áreas de Torre del Mar, donde el nivel del agua aumentaría otro metro y perjudicaría a 1.340 personas. Los mapas de Esri recogen comparaciones en dos escenarios distintos, uno con bajas emisiones y otro con altas si no se toman decisiones políticas para frenar el cambio climático.

Otro de los riesgos a los que la provincia de Málaga está sometida son las sequías. La capital sufriría entre 1 y 1,5 sequías más cada 30 años (para un escenario de altas emisiones en el período 2041-2070 en comparación con 1981-2010). Pero habrá niveles más altos, pues en zonas como Torremolinos, Fuengirola, Benalmádena, Marbella o Estepona tendrán entre 1.5 y 2 sequías más cada 30 años, de acuerdo con la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Toda la península sufre esta amenaza, pero en algunas provincias de Andalucía, en especial Jaén y Córdoba, se darían entre 2 y 2.5 sequías cada 30 años, uno de los índices más altos de todo el país.

La Agencia Europea del Medio Ambiente también alerta sobre el riesgo de incendios. Algunas zonas de Málaga como Antequera tendrán entre un 11 y 20 por ciento más de incendios forestales para un escenario de altas emisiones en 2071-2100, en comparación con 1981-2010.

Según el informe climatológico de la Aemet del mes de julio, la temperatura media de la provincia de Málaga fue de 26,7 grados, con una anomalía de temperatura media mensual de +1,2 grados (diferencia entre la temperatura media del mes y la normal del periodo de referencia 1981-2010).


Fauna

No solo la flora sufre los efectos del cambio climático, la fauna malagueña también comienza a padecer el calentamiento global. Según el estudio 'Biodiversidad y cambio climático en la provincia de Málaga', ciertas aves, como el águila calzada, ha pasado de presentar solamente unos tres ejemplares que se quedaban a invernar en la franja costera de la provincia de Málaga hace 15 años, a unos 50 que invernan en la actualidad en el Valle del Guadalhorce, Vélez-Málaga y Casares. De acuerdo con los datos que ofrece el informe 'Una Trampa de Plástico', del Foro Mundial para la Naturaleza, España es el segundo país que más plástico vierte al Mediterráneo, cuyas principales víctimas son las aves (35%). De acuerdo con otro estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los delfines del Mar de Alborán poseen altos niveles de plastificantes.

¿Cómo se atreven? El mundo está cambiando y despertando, decía Thunberg, y quizá nuestros ojos permanezcan todavía cerrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook