26 de septiembre de 2020
26.09.2020
La Opinión de Málaga
Entrevista

«La abogacía de oficio está cobrando hoy lo mismo que hace diez años»

Entrevista a Salvador González Martín, candidato a decano del Colegio de Abogados de Málaga

26.09.2020 | 05:00
Salvador González Martín, candidato a decano del Colegio de Abogados de Málaga.

La Opinión de Málaga inicia una serie de entrevistas a los tres candidatos a dirigir a los juristas malagueños tras las elecciones del 28 de octubre, una cita en la que están llamados a las urnas 6.089 colegiados para sustituir a Francisco Javier Lara, el hasta ahora decano

Salvador González Martín es abogado especialista en Derecho Mercantil, Civil, Procesal y arbitraje. Además, pertenece al Turno de Oficio. En la actualidad es el director legal de Grant Thornton Andalucía y profesor asociado del Departamento de Derecho Mercantil de la Universidad de Málaga. También es profesor y coordinador del Máster de la Abogacía en práctica mercantil, coordinador y docente del Curso de Experto en Derecho Societario de la UNIA y docente del Curso de Especialización en Arbitraje de los Colegios de Abogados de Barcelona, Málaga, Valencia y Vizcaya. Por otra parte, es miembro de la Sección de Derecho Mercantil y Concursal, vocal de la Comisión de Control de la Mutualidad de la Abogacía. Con anterioridad fue Tesorero y diputado de la Junta del colegio malagueño, así como director de la revista Miramar, entre otras funciones.

¿Por qué ha decidido presentarse a decano?
Porque siempre he participado en el Colegio lo he hecho enfrentando distintas responsabilidades y he recibido mucho de la institución. En este momento de mi carrera profesional siento que es el momento de devolverle al Colegio todo lo que me ha aportado a la largo de los años. Tengo disponibilidad de tiempo y salud para afrontar un reto como este, por lo que tomé la decisión de lanzar mi candidatura para el decanato y pongo en ello todas mis ganas y todo el ímpetu.

Esboce, por favor, sus tres principales propuestas...
Esta es una candidatura con un plan de gobierno con acciones definidas, entre las que se encuentra la de vertebrar el Colegio, con secciones dedicadas a cada una de las especialidades del Derecho y su ejercicio. Convertiremos estas secciones en un instrumento fundamental con el que articular la profesión. Convencidos de la necesidad de trasladar a la sociedad una imagen de excelencia en cada uno de los ámbitos en los que se desarrolla nuestra profesión, haremos de las secciones unos foros especializados, abiertos a toda la abogacía. En ellas podremos formarnos en la materia, divulgarla, convocar a todos los operadores jurídicos y sociales que la protagonizan, aunar criterios y proponer protocolos de actuación práctica. También esa vertebración incluye fortalecer las delegaciones del Colegio, darle potencia a cada una de ellas y hacerlas protagonistas de sus localidades. Otro aspecto fundamental de nuestra propuesta es lograr un Colegio útil, cercano, eficiente y transparente. Dentro de mi programa electoral, que está disponible en mi página web, planteo la necesidad de que el decanato esté abierto para que, quien así lo requiera, pueda acercarse a exponer sus propuestas, quejas o inquietudes directamente. Además, propongo llevar a cabo una reducción de las cuotas colegiales durante los primeros diez años de colegiación, adelantar el pago del Turno de Oficio y potenciar la defensa de la abogacía y el apoyo al desarrollo profesional.

¿Qué situación tiene el Turno de Oficio y qué debe hacerse para mejorarlo?
Lo que está sucediendo con el Turno de Oficio es muy injusto. La abogacía de oficio está cobrando hoy lo mismo que cobraba hace 10 años y está claro que las cosas no cuestan hoy lo mismo que hace una década. Desde el decanato vamos a implantar una gestión del Turno de Oficio muy transparente donde todo abogado sepa cuáles son las reglas de reparto, lo que se le ha asignado, así como los criterios establecidos y haremos que esa gestión evite los trámites administrativos que hoy quitan tanto tiempo a los abogados de Turno de Oficio. El Colegio tiene que dar un paso adelante en este tema e incluso vamos a adelantar los pagos del Turno de Oficio.

¿Qué medidas implementará para ayudar a los abogados a hacer frente a esta crisis?
Uno de nuestros objetivos será hacer del Colegio una referencia y apoyo para los abogados malagueños, que les facilite las herramientas necesarias para afrontar los cambios que se nos están presentando con esta crisis social y sanitaria que vivimos. Potenciaremos la formación, la protección y la defensa de la profesión. Pero también desde el Colegio se debe prestar apoyo en la parte económica adelantando los pagos del Turno de Oficio, priorizando la formación gratuita y bajando las cuotas colegiales. Nosotros planteamos hacerlo durante los diez primeros años de colegiación, así como también eximir del pago de cuotas a colegiados con enfermedad de larga duración, con 65 años de edad y con 35 años de colegiación y durante los seis meses siguientes a su maternidad, paternidad o adopción.

¿Cómo valora la situación de la Justicia en Málaga?
La Justicia se ha dejado de lado, la administración y la política no han atendido lo que requiere la justicia. Demandas como la modernización, la digitalización y la reorganización de la justicia no están siendo escuchadas y esto hace que no sea ágil y de calidad. La solución pasa por retribuir bien a todos los que operan en la administración de Justicia, darles más medios para que puedan hacer su trabajo de formar correcta. Hoy en día los órganos están saturados, las sedes judiciales de nuestras delegaciones no todas son dignas y la retribución del Turno de Oficio es indecente.

¿Cómo pueden ayudar a mejorar la Justicia los abogados?
Los abogados somos un elemento fundamental en la defensa de los derechos fundamentales contemplados en la Constitución, somos el motor de las reformas legislativas, el instrumento que ayuda a la consecución del objetivo ideal de justicia que tenemos todos. Desde la abogacía podemos ayudar a mejorarla colaborando con la administración de Justicia, colaborando con jueces y tribunales, con letrados de la administración de Justicia, trayéndolos a una mesa de negociación y no enfrentándose a ellos.

¿A qué retos se enfrenta hoy la abogacía profesional?
Vivimos un momento de cambio, de cambio social, de cambio de la profesión, de cambio de estructuras y el Colegio requiere también un cambio importante en la forma de organizarse, de aportar valor a los compañeros y a la profesión. Nuestro principal reto una vez lleguemos al decanato será retomar negociaciones con todos y cada uno de los operadores, con otros colegios, con graduados sociales, con profesionales de otros sectores para sacar adelante proyectos comunes. También en los últimos meses ha quedado en evidencia la necesidad de llevar adelante una profunda transformación digital. En este aspecto, proponemos, entre otras cosas, crear una sede digital colegial que permita realizar todos los trámites con el Colegio de forma digital a través de la web en todo momento (24/7).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook