07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Opinión de Málaga
Urbanismo

Adjudicadas las obras de la segunda fase de las instalaciones deportivas de Intelhorce

La actuación incluye pistas de skate y de padel, un circuito de running y una gran zona de ajardinamiento y ocupa una superficie de 2.150 m2

07.10.2020 | 14:15
Barriada de Intelhorce.

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Instituto Municipal de la Vivienda, va a iniciar la segunda fase de las obras de las instalaciones deportivas de la barriada de Intelhorce.

Pistas de skate, padel, running y una gran zona de ajardinamiento, complementarán las instalaciones ya existentes en esta barriada malagueña. Con un presupuesto de ejecución de 212.684,56 euros, las nuevas pistas deportivas se construirán entre las calles Holanda, Grecia, Gran Bretaña y José María Jacquard, en la barriada Intelhorce.

La parcela tiene 10.743,08 metros cuadrados y en ella se ha desarrollado ya una primera fase del proyecto que incluye las labores de pavimentación para una pista de fútbol siete con césped artificial de 50 por 30 metros, una pista polideportiva -balonmano, fútbol sala, baloncesto, voleibol- de hormigón fratasado pulido de 45 por 24 metros y la construcción de un circuito de running con un ancho de 2,5 metros que bordea la parcela.

En esta segunda fase se contemplan trabajos de movimientos de tierras, pavimentaciones de dos pistas de pádel de 20 por 10 metros y se creará una pista de 'skate' de 28 por 12 metros que contará con una pirámide donde los 'skaters' podrán practicar el máximo de modalidades de este deporte. Además, en la zona perimetral de estas pistas se realizará una de pista de running, que conectará este espacio con el que ya está ejecutado en la primera fase.

Por otro lado, se llevarán a cabo diversas labores para el drenaje de las pistas de pádel, el cerramiento de las pistas polideportivas y de fútbol 7; se instalará la red de alumbrado con tecnología led, las redes reglamentarias y el acristalamiento de las diversas pistas, y la jardinería y el riego del espacio. Todos estos trabajos deben de realizarse de manera simultánea durante el periodo de duración de las obras.

Se estima que los trabajos den comienzo en las próximas semanas y se prolonguen durante un plazo máximo de cinco meses.

Esta acción se enmarca dentro del programa de rehabilitación y regeneración urbana del barrio, que se está desarrollando desde el Instituto Municipal de la Vivienda en coordinación con las Juntas de Distrito de Cruz de Humilladero y el Distrito Centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook