27 de octubre de 2020
27.10.2020
La Opinión de Málaga
Trabajo

Málaga certifica un verano laboral funesto con una subida de 29.900 parados en el tercer trimestre

La EPA sitúa el total de desempleados en 181.000, con un aumento de 37.700 respecto al año pasado - La tasa de paro es del 22,6% - La cifra de ocupados sube en 17.800 y alcanza los 619.800

27.10.2020 | 09:37
Trabajadores en una oficina.

La crisis del coronavirus sigue cebándose con el mercado laboral y ha propiciado una subida de 29.900 parados en la provincia de Málaga durante el tercer trimestre del año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El desempleo ha sufrido el mayor incremento que se recuerda desde los años más duros de la crisis económica, y justo en los meses del verano, que habitualmente siempre han ofrecido los mejores resultados para una provincia que tiene en el turismo su principal motor económico y que en este 2020 ha sufrido una debacle. La subida del paro en Málaga es la cuarta más alta a nivel provincial tras las registradas en Sevilla, Barcelona y Madrid.

El paro total se sitúa así en 181.000 personas, con un tasa de desempleo que afecta al 22,6% de la población activa, por encima del 20,06% que se registró el trimestre pasado. Málaga está algo por debajo de la tasa andaluza, que es ahora del 23,80% y más de seis puntos por encima de la media nacional (16,2%). En relación a hace un año, la provincia cuenta con 37.700 parados más.

En cuanto a la cifra de ocupados, la EPA arroja un total de 619.800 en Málaga, unas cifras que mejoran en 17.800 los registros del anterior trimestre, que coincidió con primer el estado de alarma y el confinamiento al que obligó la pandemia. Sin embargo, la comparativa internual deja claros los efectos de esta crisis sanitaria y económica, ya que el volumen de ocupados ha caído en 30.800 personas en relación al tercer trimestre de 2019.

El total de población activa en Málaga ha subido en 47.000 personas y alcanza los 800.700, mientras que la población inactiva cae un unos 44.000 y se coloca con 601.300.

A nivel andaluz, el mercado laboral ha sumado 76.200 ocupados en Andalucía entre julio y septiembre frente al trimestre anterior, lo que situó el total en la comunidad en 2.985.300, mientras que el desempleo aumentó en 143.800, situando en 932.300 el número total de desempleados. Según la EPA, la tasa de paro se ha situado en la comunidad en el 23,80%.

En España, el paro subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 10,5% más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo (+3%), su mayor alza trimestral de toda la serie histórica, según la EPA.

El aumento del paro durante el periodo julio-septiembre es el más elevado desde el primer trimestre de 2012, mientras que la creación de empleo con la llegada de la "nueva normalidad" marcó cifra récord y permitió recuperar más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior.

El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA.

Al finalizar septiembre, el número total de parados se situó en 3.722.900, y el número de ocupados, en 19.176.900 personas, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018.

La tasa de paro, por su parte, escaló en verano algo más de nueve décimas, hasta el 16,2%, lo que supone 2,3 puntos más que un año antes.

Entre julio y septiembre bajaron las ausencias del empleo por ERTE y paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal, con lo que el número de horas trabajadas creció respecto del trimestre anterior.

En concreto, las horas efectivas de trabajo realizadas en el tercer trimestre aumentaron un 15,1% respecto trimestre anterior pese a ser un periodo típicamente vacacional.

Estadística destaca además que el 10,30% de los ocupados (1.975.100) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 16,2% observado en el segundo trimestre.

"El final del confinamiento en junio va normalizando el comportamiento de la población activa, recuperándose el número de activos y disminuyendo, por tanto, el de las personas que están fuera del mercado de trabajo", subraya el INE.

En cuanto a la cifra de ocupados, la EPA arroja un total de 619.800 en Málaga, cifras que mejoran en 17.800 los registros del anterior trimestre. Sin embargo, la comparativa interanual deja claros los efectos de esta crisis, ya que el volumen de ocupados ha caído en 30.800 personas en relación al tercer trimestre de 2019.

El INE ha recordado que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados, según la metodología de Eurostat y de la OIT.

Por sectores, los servicios, con 514.300, representan el 83% del total de ocupados de la provincia, y sumaron 17.800 durante el trimestre de verano; la construcción con 52.200, ganó 4.700 ocupados; la agricultura, con 23.000, registró un alzan de 6.800; y la industria, con 30.300, tuvo el único dato negativo, con una bajada de 1.400.


Preocupación sindical

Los sindicatos se mostraron muy preocupados con la evolución del empleo. El secretario general de UGT Málaga, Ramón Sánchez ha indicado que el empleo «no se recupera» y sigue reflejando «el durísimo impacto de la pandemia».

«El inicio de la recuperación tras el confinamiento, se vio interrumpido, por las medidas restrictivas sobre la movilidad entre países», ha lamentadp

Por su parte, la secretaria de Empleo y Formación de CCOO Málaga, Patricia Laguna, ha dicho que la EPA «es el fiel reflejo de la difícil situación económica que vivimos», y ha destacado que los trabajadores en situación de ERTE se consideran ocupadas, «lo que quiere decir que la función de contención del desempleo para la que se creó esa figura está funcionando».

Laguna ha denunciado que las mujeres están siendo más golpeadas por el paro y ha mostrado también su pesar por el descenso del empleo en el sector industrial, en el que cae el empleo. « CCOO exige al Gobierno de Andalucía y de la nación, y a los consistorios malagueños, llevar a cabo un sistema de reindustrialización para nuestra provincia. Se trata de un sector que genera empleo de calidad, que es lo que precisamente necesitamos», ha dicho.

La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) ha destacado la necesidad de «garantizar la confianza y la seguridad jurídica necesarias para reactivar la imagen de nuestro territorio para atraer inversiones productivas y trabajar por la recuperación».

«Es preciso generar un marco propicio para la reconstrucción económica, priorizando políticas encaminadas a activar el consumo y a reforzar la actividad productiva, evitando constreñir la actividad de las empresas más allá de lo razonable y recurriendo siempre al Diálogo Social como garantía de consenso», ha añadido.

Efectos «demoledores»

A nivel andaluz, el mercado ha sumado 76.200 ocupados entre julio y septiembre frente al trimestre anterior, lo que ha situado el total en 2.985.300, y el desempleo aumentó en 143.800, llegando 932.300. La tasa de paro es del 23,80%.

La patronal andaluza CEA, que ha reclamado ayudas a las empresas y consideró «contraproducente un posible aumento de la presión fiscal». «La fotografía del sector servicios es demoledora», con 75.000 personas más sin empleo en el último año, apuntó la CEA.

Además, ha reiterado su preocupación por que en los Presupuestos Generales del Estado «se puedan detraer recursos de los sectores privados generando una mayor presión fiscal sobre la actividad empresarial y el empleo» y ha avisado de que «más obligaciones tributarias podrían obligar a una reducción de las plantillas en las pymes andaluzas».

En España, el paro subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 10,5% más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo, su mayor alza trimestral de toda la serie histórica. El aumento del paro en el periodo julio-septiembre es el más elevado desde el primer trimestre de 2012, mientras que la creación de empleo marcó cifra récord y permitió recuperar más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior.

Al finalizar septiembre, el número total de parados se situó en 3.722.900, y el número de ocupados, en 19.176.900 personas, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018. El número de activos creció en el tercer trimestre en 924.600 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook