02 de noviembre de 2020
02.11.2020
La Opinión de Málaga
Encuesta

Los malagueños dan una nota de 3,79 sobre 5 a los parques infantiles de la ciudad

Una encuesta del Ayuntamiento revela que dos de cada tres ciudadanos los valoran con un cuatro o cinco

02.11.2020 | 05:00
Un niño juega en el parque de la calle Nuestra Señora de los Clarines, en Miraflores.

Las zonas de juego para niños de los distritos de Puerto de la Torre y Teatinos son las más valoradas, y las de Palma-Palmilla y Miraflores, las que menos.

Una encuesta encargada por el Ayuntamiento de Málaga arroja, en su principal conclusión, que los ciudadanos valoran de forma muy positiva el estado de los parques infantiles (3,79 sobre cinco) y que dos de cada tres residentes en la capital los valoran con un cuatro o cinco sobre cinco, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico.

La encuesta se ha hecho de manera telefónica en la ciudad y se ha preguntado a personas mayores de 18 años de edad censadas en la capital de la Costa del Sol. En total, se han hecho cuatrocientos cuestionarios «distribuidos por cuotas de sexo y grupos de edad mediante muestreo aleatorio estratificado. Las cuotas son proporcionales al tamaño efectivo de la población, según los datos del Padrón Continuo 2019 –Instituto Nacional de Estadística–». El error, para el conjunto de la muestra, es del + o -4,90%. Las entrevistas, por cierto, se hicieron del 13 al 17 de julio del ejercicio 2020, reza en la ficha técnica.

Así, siempre según la encuesta, «los ciudadanos de Málaga valoran de forma muy positiva el estado de los parques infantiles». La valoración media es de 3,79 sobre cinco, con una desviación de 1,04 puntos. Poco más del 11% suspende su estado (uno o dos de valoración), frente al 65% que da buena nota a las zonas de juego para niños (cuatro o cinco).

También se pregunta a los encuestados por el estado de conservación del mobiliario de los parques infantiles (columpios, balancines, toboganes), según el sexo del entrevistado. Así, la valoración media entre los hombres es del 3,81 sobre 5, mientras que las mujeres dan al estado de conservación del mobiliario un 3,77.

La valoración del estado de conservación varía entre el 3,56 de las personas que tienen entre 35 y 44 años y el 4,17 de las personas mayores de 65 años, que son los que mejor puntuación media otorgan (medio punto por encima de la media general), dicen los encuestadores en su informe.

En el caso de la situación laboral, la menor valoración sobre el estado de conservación del mobiliario de estos parques infantiles se halla entre los trabajadores domésticos (3,30), y el mayor vuelve a estar en el grupo de jubilados (4,03).

Los distritos de mayor valoración del estado de los parques infantiles son Puerto de la Torre (4,12), Teatinos (4,06) y Centro, Churriana y Campanillas (4); mientras que los que valoran peor el estado de conservación del mobiliario de los parques infantiles son Palma-Palmilla (3,17) y Bailén-Miraflores (3,42).

«Estamos muy satisfechos con los resultados. Que los ciudadanos nos den una valoración tan positiva es un reconocimiento al trabajo bien hecho y es todo un orgullo. Teniendo en cuenta que la encuesta se realizó en el mes de julio, a las pocas semanas del levantamiento del estado de alarma, cuando nos enfrentábamos a un reto importante donde las demandas de los ciudadanos en aspectos como la seguridad y la limpieza era mucho más exigente de lo habitual, el resultado cobra un valor aún mayor porque se nos valora con un 4 sobre 5. Es la mejor respuesta a las críticas infundadas que la oposición vertió esos días sobre el mal estado de los parques infantiles.Al final los propios usuarios nos han dado la razón», dice la concejala de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral.

«Cuento con un gran equipo en el servicio de Parques y Jardines, que cuida y mima estos espacios porque son un punto de encuentro de familias y muy importantes para el ocio de los más pequeños. Ponemos en marcha planes de renovación constantes para que siempre estén a la última con los elementos de juego más novedosos y siempre en perfecto estado, prestando especial interés en que haya un número importante de elementos adaptados que hagan de nuestros parques un lugar accesible para todos, pese a que en ocasiones cuesta mucho, tanto en trabajo como económicamente, por los actos vandálicos y el mal uso que unos pocos hacen de esos espacios de todos», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook