21 de diciembre de 2020
21.12.2020
La Opinión de Málaga
BeContent

«Lo mejor del Almacén del Indiano son sus clientes»

«Nuestro concepto es el del Ultramarino de los años 60, los llamados coloniales, un concepto de negocio que no existía en Málaga», afirma Mané Caballero, propietario del Almacén del Indiano

21.12.2020 | 05:00
Mané Caballero regenta desde hace 10 años el Almacén del Indiano en el centro de Málaga.

Mucha gente desconoce lo que es una abacería. El Almacén del Indiano lo es. ¿Nos puede decir en qué consiste un negocio como el suyo?
Una abacería principalmente consiste en ver, probar y comprar el producto que ofrecemos, esa es la definición. El cliente llega, se sienta en las mesitas que tenemos en el local, nos pide el producto que desea, lo prueba, y se lo lleva en ese momento o un poco más adelante. Es el concepto del ultramarino antiguo, el de los años 60, los coloniales, un concepto que no se da mucho en Málaga y que nos ofrece muchas posibilidades sobre todo en estas fiestas navideñas.

Llegan las navidades y me pregunto qué nuevos servicios ofrece a su clientela el Almacén del Indiano.
Una de las cosas más típicas de la Navidad: las cestas. Nosotros no hemos sido nunca de poner a la venta cestas estándar elaboradas por nosotros, no tenemos catálogo, nos gusta más que el cliente puede montar su propia cesta de Navidad con los productos que elija y por el importe que estime oportuno. Estamos haciendo muchas cestas para empresas, para familias, para amigos, etc. Otro producto que está teniendo mucho éxito son las tarjetas regalo para hacer, por ejemplo, un menú degustación (empezando con una pequeña cata de aceite, para pasar al vermut, luego el vino, todo ello maridado con productos del negocio). Por último, la organización de catas de vinos, sobre todo para empresas. Ahora con el Covid-19 las hacemos online. Llevamos a los domicilios de los participantes de la cata los vinos a catar junto con otros productos del almacén y luego, a una hora convenida, nos conectamos por zoom y hacemos la degustación.

Aunque la verdadera Santísima Trinidad del Almacén del Indiano son el jamón, el vino y el aceite.
Sin duda. Son nuestros productos más importantes, sobre todo el jamón. Nuestro día fuerte de ventas del año suele ser en Nochebuena y ese día empezamos a trabajar a las dos de la mañana cortando jamón para poder dar salida a todas las peticiones que tenemos para la cena de Nochebuena. Respecto a los vinos, solemos trabajar sobre todo con tintos y no nos solemos guiar por las Denominaciones de Origen sino por la impresión que causa el vino en nuestra clientela, si traigo un vino nuevo y gusta, lo incorporo a mi oferta, si no gusta no lo incorporo. La gastronomía que tenemos en nuestro país es la mejor del mundo y prácticamente no hay vinos malos, todos están bien hechos. Además creo que en el Almacén del Indiano solemos tratar bien el vino y al cliente que bebe nuestros vinos. Respecto a la tercera pata del banco, el aceite, te diré que yo soy de Jaén y pienso que el aceite de oliva es todavía un gran desconocido. Es fácil de vender (en el de cosecha temprana, la aceituna se recoge en octubre y es más caro porque la aceituna está verde, cuesta más cogerla y tiene un rendimiento del 10%; la de diciembre rinde más de un 20%), con el Oliva Virgen Extra estás vendiendo salud. Insisto que el aceite es una industria aún por descubrir si lo comparamos con la industria del vino.

¿Qué más productos venden en su establecimiento en estas navidades?
Estamos vendiendo muy bien los chicharrones al estilo Cádiz con sal y limón, la morcilla ibérica chorizada de Jaén y las patatas fritas con mejillones en escabeche. Últimamente le estamos dando más importancia a las latas y estamos acompañando los productos enlatados con pequeños toques gastronómicos, con toques gourmet. Ten en cuenta que en el Almacén del Indiano no tenemos cocina y los clientes se fían de nuestro criterio y se dejan llevar. En navidades estamos vendiendo muy bien los productos derivados del pato, latas de erizos de mar, el bacalao, la mojama y los embutidos. También los quesos más especiales de sabor, como son los de pasta blanda y el Cabrales, el caviar de aceite de oliva y los espumosos como el cava y el champán.

Usted suele trabajar en su negocio con distribuidores pequeños y muchos de fuera de Málaga.
Cuando monté el Almacén uní mis dos pasiones, viajar y la gastronomía. Desde el principio no trabajé con los distribuidores malagueños porque entonces estaría ofreciendo lo mismo que todo el mundo. Suelo trabajar con distribuidores pequeños de provincias de casi toda España aunque a veces tenga el hándicap de su corto stock, que hace que a veces me quede sin producto.

¿Qué productos de su establecimiento incluiría en una cesta de Navidad?
Para mí, la cesta perfecta de Navidad viene con mucho cariño, mucha amistad y mucha salud.

¿Qué le pide Mané Caballero a 2021?.
Que mis clientes me sigan exigiendo como me exigen para que puedan seguir volviendo. Lo mejor de este negocio no es ni Mané ni los productos que vende Mané, son los clientes. Todo funciona con el boca a boca. La exigencia hace que no bajemos los brazos y sigan viniendo los clientes. Durante el confinamiento no he parado de trabajar y todo ha sido a través del contacto con muchos de ellos por el whatsapp, que ha sido mi instrumento de trabajo. Estoy muy agradecido de cómo se han portado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook