Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Alianza de seis asociaciones vecinales de Málaga para luchar contra el ruido

Residentes de Huelin, el Soho, el Centro, El Romeral y El Palo acuerdan crear una mesa de trabajo para adoptar líneas comunes y denunciar el «incumplimiento» de las ordenanzas municipales - Piden una reunión con la concejala de Vía Pública y Comercio

Una terraza en el barrio de Huelin. | L.O

Hasta seis asociaciones de vecinos se reunieron la tarde del pasado viernes con un único objetivo: crear una alianza para luchar contra el problema del ruido en sus barrios.

Son las asociaciones de Torrijos y Parque del Mar, además de la plataforma Stop Ruido de Huelin, la asociación de vecinos del Soho, la Asociación Centro Antiguo, la asociación de El Romeral contra el ruido y la asociación de vecinos de El Palo.

Después de unos contactos previos, las seis asociaciones decidieron dar un paso hacia adelante y darse cita en la sede de la asociación de Torrijos de Huelin para poner sobre la mesa el problema que todos comparten aún viviendo en diferentes puntos de la ciudad: la contaminación acústica y la «invasión» de las aceras por las mesas y sillas de los bares y restaurantes.

Según explica el presidente de la plataforma Stop Ruidos de Huelin, José Luis Rueda, en esa reunión se acordó crear una mesa de trabajo a través de la que se canalizarán todas las denuncias y quejas relacionadas con la imposibilidad del descanso de los residentes por el exceso de ruido, o las terrazas que se excedan de su espacio en la vía pública.

De esta forma, las asociaciones vecinales centralizarán estos conflictos a través de la mesa de trabajo, lo que les permitirá aliviar la carga de trabajo y dedicarse al resto de problemas que afectan a cada barrio.

«Allí, después de debatir mucho, todos hablábamos el mismo idioma: el problema que tenemos con la contaminación acústica y la invasión de mesas y sillas. Lo que decidimos fue crear una mesa de trabajo para que canalice esta problemática y que las asociaciones de vecinos dejen esto al margen, porque tienen mucho trabajo en el día a día», detalla José Luis Rueda.

Al término de la reunión, las seis asociaciones acordaron elevar esta propuesta a sus respectivas juntas directivas para oficializar la decisión de crear una mesa de trabajo conjunta centrada en este asunto. «En cuanto tengamos la conformidad de todas las asociaciones de vecinos, que nos imaginamos que van a decir que sí, pondremos en marcha esta mesa de trabajo», añade Rueda.

Unir fuerzas

Una vez conformada la mesa de trabajo, el primer movimiento será solicitar una reunión con la concejala de Comercio y Vía Pública, Elisa Pérez de Siles.

«Primero mostrarle nuestro mal estar, que no solo es del barrio de Huelin o del Centro, que es Málaga entera, y también pedirle información», añade el presidente de Stop Ruidos Huelin, que asegura que los vecinos no ven «efectividad» en las denuncias a los establecimientos.

«Queremos plantearle a la concejala que la ley está para cumplirla y que si no la cumplen entonces nosotros lo vamos a denunciar. Esto es más serio que como la concejala y el alcalde se lo están tomando y por supuesto vamos a llegar a las últimas consecuencias caiga quien caiga».

Por otro lado, las seis asociaciones han decidido aunar fuerzas para estudiar la forma de interponer una demanda común al Ayuntamiento de Málaga por su «inacción» ante el problema del ruido.

Llevar al Consistorio a los tribunales por la vía penal era una posibilidad que ya estaba estudiando la Plataforma Stop Ruidos de Huelin, a la que ahora se sumarán el resto de plataformas afectadas del Soho, el Centro, El Romeral y El Palo.

«Ya no es solo la plataforma sino la mesa. Y no por lo contencioso-administrativo, porque al final lo que queda es una multa que pagan los ciudadanos, no el alcalde, es decir, por la inacción del equipo del gobierno, al final la responsabilidad la pagamos los ciudadanos malagueños», sostiene José Luis Rueda.

Más de un millar de pisos turísticos ya tienen sonómetro

Desde que el servicio entrase en uso en Málaga capital el pasado julio, un total de 1.384 pisos turísticos cuentan con un sonómetro para controlar los niveles de ruido en estos alojamientos. Según la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía, en agosto la empresa Roomonitor realizó 186 actuaciones, 135 por ruidos altos comunes (sobremesa con voces altas, televisión alta, música…), dos por fiestas, 12 por pérdida de llaves, 29 por fallo de la apertura remota y 8 por conserjería de noche. «En ninguno de los casos el servicio se ha activado por una llamada de algún vecino, que tienen un teléfono de la empresa para atender cualquier incidencia», dijeron.

Compartir el artículo

stats