Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Vivienda

La aceleración de compras de casas para esquivar las subidas de tipos lleva a Málaga a las cotas del boom

La provincia registra más de 32.500 compras hasta septiembre tras un tercer trimestre donde, por primera vez, se vendieron más casas que en 2007, en plena burbuja - El Colegio de Registradores habla de una situación «excepcional» de mercado, pero advierte de un previsible «cambio de tendencia» en el sector

Una imagen del Salón Inmobiliario del Mediterráneo (SIMed), que se ha celebrado estos días en Málaga. | ÁLEX ZEA

El mercado de la vivienda en Málaga sigue absolutamente disparado y exhibe ya cifras de ventas que superan a las de la época de la burbuja inmobiliaria, allá por 2007, algo que parecía impensable que se repitiera. Los expertos vienen vaticinando desde hace meses una ralentización a corto plazo de la actividad en el sector de la vivienda debido al encarecimiento de la financiación por la escalada del Euríbor, pero seguramente esta misma razón es la que está generando ahora mismo una frenética oleada de cierre de operaciones por parte de unos compradores que aceleran su decisión de adquirir casa para esquivar previsibles nuevas subidas.

El Colegio de Registradores de la Propiedad ha publicado estos días sus últimos datos, correspondientes a los tres primeros tres trimestres del año, que revelan que la provincia malagueña ha registrado entre enero y septiembre un total de 32.522 compraventas de viviendas, con un espectacular incremento del 90% respecto al mismo periodo del año anterior. Para ver un momento de mercado más dinámico en Málaga hay que remontarse a los 33.259 que se registraron en 2007, ejercicio que marcó los máximos históricos de ventas en el sector. La provincia está ya sólo un 2% por debajo de aquellas cifras estratosféricas. Cabe resaltar, no obstante, que el volumen de ventas del tercer trimestre en particular sí ha sido más alto en este 2022 que en aquel ejercicio (10.919 ahora frente a las 10.615 de entonces).

Una situación «excepcional»

El Colegio de Registradores señala en su informe que el mercado de la vivienda, a pesar del complicado escenario macroecnómico (inflación, subida de tipos, escalada del Euríbor), sigue mostrando «una notable fortaleza», registrando cifras de actividad muy destacadas, en muchos casos en máximos de los últimos años.

Se ha producido una situación excepcional, con factores que han impulsado al mercado, como el hecho de venir de un periodo de confinamiento, con un importante efecto sobre los niveles de ahorro y la percepción de necesidad de cambio de vivienda

decoration

«Se ha producido una situación excepcional, con factores que han impulsado al mercado, como el hecho de venir de un periodo de confinamiento, con un importante efecto sobre los niveles de ahorro y la percepción de necesidad de cambio de vivienda por parte de no pocos ciudadanos, así como el impacto del ‘efecto adelanto’ derivado de la clara expectativa de subidas de tipos de interés que viene conociéndose por el mercado desde comienzos de año», recoge el estudio.

Los registradores estiman, sin embargo, «previsible» una moderación del mercado en la medida que algunos factores que impactaban favorablemente sobre el mercado inmobiliario están registrando -comentan- «un cambio de tendencia, como el crecimiento económico, el empleo o los tipos de interés, entre otros». La intensidad de ajuste de estos factores sobre la demanda determinará, a su juicio, la profundidad del pronosticado cambio del tendencia, que podría desembocar incluso en un nuevo ciclo inmobiliario, después del periodo ascendente registrado entre los años 2014 y 2022.

En todo caso, el Colegio reconoce que, hasta la fecha, los resultados vienen siendo mejores que las percepciones, pudiendo obtener un final de año «menos favorable», pero que seguirá dibujando un año 2022 que podrá catalogarse de «extraordinario».

Las mayores tasas de crecimiento en operaciones de compraventa en este 2022 se han registrado en las provincias de Alicante, Baleares, Málaga, Las Palmas y Tenerife, todas ellas con un perfil de alta intensidad turística y elevado peso de segunda vivienda, un segmento del mercado especialmente favorable en su comportamiento, parcialmente debido a la demanda extranjera.

Málaga es, cumplidos ya los primeros tres trimestres de 2022, la cuarta provincia que más inmuebles vende en España tras Madrid (64.860), Barcelona (51.164) y Alicante (35.111). En lo referente a vivienda nueva se sitúa incluso tercera, ya que sus 7.109 operaciones en este apartado sólo están por detrás de Madrid (14.327) y Barcelona (8.567).

La posición malagueña entre las plazas inmobiliarias más activas del país es, además, sostenida en el tiempo: en los últimos doce meses se han comercializado un total de 41.898 viviendas (9.427 de ellas nuevas), con un aumento de casi el 40% sobre el periodo precedente, lo que la sigue situando en los mismos puestos clasificatorios antes mencionados.

Los precios suben un 11%

En cuanto a los precios, el valor medio del metro cuadrado en la provincia durante los últimos doce meses es de 2.317 euros, con un incremento interanual del 11%. Los valores de Málaga son los sextos más altos del país tras Gipuzkoa (3.277 euros), Baleares (3.091), Madrid (3.086), Bizkaia (2.781) y Barcelona (2.729). En el caso del tercer trimestre de 2022, los precios en Málaga han marcado los 2.380 euros de media. En Málaga capital, el metro cotiza a una media de 2.257 euros.

En España se han materializado 640.082 compraventas en los últimos doce meses, nivel máximo desde mediados de 2008, con un crecimiento interanual del 19,8%. En vivienda usada se han registrado 522.737, el mejor resultado desde inicios de 2006, mientras que en nueva se han alcanzado 117.345, el mayor guarismo desde 2014. Todas las comunidades han registrado incrementos interanuales, siendo de dos dígitos en 15 de ellas, entre ellas Andalucía.

Más de un tercio de las compras de viviendas las hacen clientes extranjeros

La compra de viviendas a cargo de extranjeros, que han estado por debajo de lo habitual por la pandemia, comienzan a moverse en tasas más normales. En Málaga, el 34% de las ventas en el tercer trimestre de este año han sido realizada por foráneos, mejorando un índice que había llegado a caer al entorno del 25%. Sólo Alicante (42,8%) y Tenerife (40,6%) están por delante, quedando Baleares (31,4%) y Girona (28,1%) como inmediatas seguidoras. La media nacional es del 15,9%. La demanda extranjera de vivienda está registrando el nivel máximo de los últimos años. Encabezan los resultados por nacionalidades británicos (9,3%), seguidos de alemanes (8%), franceses (6,2%), rumanos (4,5%), belgas (4,2%), holandeses (4,1%) y marroquíes (4%).

Compartir el artículo

stats