En los últimos 100 años la población ha crecido sin freno, prueba de ello es que el pasado martes la población mundial alcanzó los 8.000 millones de habitantes. Pero este crecimiento puede peligrar, ya que los niveles de natalidad disminuyen a pasos agigantados.

En el caso de España, la natalidad continúa en caída libre. 2021 fue el año con menos nacimientos desde que existen registros, solo nacieron 337.380 bebés, como indican los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Concretamente, los nacimientos durante el pasado año descendieron un 1,2% respecto a 2020, lo que se traduce en 3.935 menos.

La situación no mejora si nos fijamos en los datos de Málaga. De hecho, en la provincia hay más perros que niños, un dato anecdótico y que no va a cambiar si las cifras que muestra el informe del INE se siguen perpetuando en el tiempo.

Durante 2021, nacieron 12.595 bebés en Málaga, solo 82 más que el pasado anterior; manteniéndose así los mínimos históricos de la provincia. Casi la mitad de estos alumbramientos corresponden a mujeres no casadas: concretamente 7.206. Además, el 39,3% de los niños malagueños que nacieron en Málaga son de progenitores extranjeros.

La serie histórica del INE muestra que en 1941 había más nacimientos que en 2021. Una época difícil en la que Málaga -como el resto del país- se recuperaba de la Guerra Civil. Durante este periodo de postguerra, la provincia registró 15.556 nacidos.

Málaga tenía hace 47 años una tasa de natalidad de 20,60 nacimientos por cada 1.000 habitantes. Ahora esa tasa se ha reducido en un 64%, situándose en 7,40.

La época dorada de la natalidad en la provincia fue la de los años previos a que estallara la crisis de la burbuja inmobiliaria

A pesar de los datos negativos, la provincia es la segunda de Andalucía donde más nacimientos se contabilizan. La primera es Sevilla, con 15.577.

A esta le siguen Cádiz (8.887), Granada (7.073); Almería (6.845) y Córdoba (5.787). Las provincias andaluzas donde menos nacimientos se han registrado son Huelva (4.228) y Jaén (4.497).

La época dorada de la natalidad en la provincia fue la de los años previos a que estallara la crisis de la burbuja inmobiliaria. Por ejemplo, desde 2005 hasta 2007 se registraron anualmente entre 17.300 y 18.300 nacimientos, aproximadamente.

2008 fue el año con más nacimientos en Málaga desde 1975, con el nacimiento de 19.015 niños. Durante los años posteriores, este número comenzó a bajar de manera progresiva, situándose siempre por debajo de los 18.000 nacidos.

Una década después de dicha crisis los datos no mejoraron, ya que la provincia registró 13.480 nacidos, 6.535 menos que en 2008.

Las cifras reflejan que la pandemia del Covid-19 ha agravado aún más una situación ya delicada. Los nacimientos durante estos dos últimos años en Málaga no han superado los 13.000.

La estadística del Instituto Nacional de Estadística también muestra el número total de nacidos desde enero a septiembre de este año, que asciende a 9.111.