04 de abril de 2012
04.04.2012
40 Años
40 Años
Sin quitar el ojo en la próxima temporada

Europa condiciona el verano

El Málaga deberá aguardar aún a conocer la posición que ocupe al final de Liga para planificar su pretemporada

04.04.2012 | 07:00
La plantilla malaguista quiere hacer historia esta temporada acabando, como mínimo, entre los seis primeros.

El conjunto blanquiazul puede no tener que disputar ningún partido europeo en agosto si acaba tercero a tener que jugar la primera semana de agosto si finaliza el curso sexto.

Aún quedan 78 días para que comience el verano y restan otros 40 para que finalice la Liga BBVA, pero en el Málaga CF ya se mira con ilusión y desconcierto a los próximos meses estivales. El conjunto blanquiazul está inmerso en plena lucha por entrar en una de las dos competiciones europeas que se reparten para el próximo curso, pero dependerá mucho de la posición que ocupe para afrontar de una forma o de otra la pretemporada, y por consiguiente, el resto del curso 2012/13.

Lo que suceda en las próximas ocho jornadas de Liga tendrá una gran repercusión en la planificación de la próxima temporada, ya que el inicio de la Liga, pese a que no se hace oficial hasta mediados de julio, podría ser el 25 y 26 de agosto. Es por eso que la dirección deportiva se encuentra ahora mismo atada de pies y manos, sin conocer el futuro inmediato del club, a expensas del resultado final.

Las diferencias pueden ser considerables entre quedar tercero, cuarto, quinto y sexto. Además del aspecto económico, el conjunto blanquiazul podría no tener que afrontar ningún partido de calado europeo en todo el verano a tener que disputarse su presencia en Europa en mitad de la preparación, en la primera semana de agosto.

A día de hoy, el objetivo malaguista es acabar tercero por razones obvias. El Málaga se saltaría la fase previa de la Champions, por lo que entraría directamente en la fase de grupos de la Liga de campeones, que arrancaría a mediados de septiembre y ya inmiscuidos en plena Liga. Ése es el premio mayor al que aspiran todos los equipos «mortales» de la Liga que no son ni Barcelona ni Real Madrid. Acabar tercero te asegura también unas vacaciones más longevas y una pretemporada más acorde a un curso normal.

Acabar cuarto en la Liga, lugar que ocupa ahora mismo el conjunto blanquiazul, ya implicaría algunos inconvenientes. El equipo malaguista tendría que disputar la fase previa de la Champions. La UEFA ya ha confirmado las fechas del 21 y 22 de agosto para el encuentro de ida y el 28 y 29 de agosto para el encuentro de vuelta.

Disputar esta ronda previa tiene el serio inconveniente de que el Málaga se jugará, posiblemente, uno de los partidos más importantes del curso en el arranque oficial del curso. El pico de preparación del equipo para este encuentro tiene que ser máximo, por lo que el verano estaría cargado de trabajo e intensidad, lo que también podría suponer algunos bajones a mediados de temporada. Incluso los plazos de las vacaciones para los jugadores podrían acortarse. Además, el equipo de Pellegrini entraría en el sorteo del 8 de agosto por la ruta de los «no campeones», que son los equipos de las grandes Ligas que tienen que celebrar la fase previa. Y al tener un coeficiente UEFA bajo su rival podría ser el cuarto de la Premier League inglesa (actualmente es el Tottenham empatado a puntos con el Arsenal), el cuarto de Alemania (Borussia Mönchengladbach), el tercero de Italia (ahora es el Lazio) o el tercero de Francia (de momento, el Lille). Un duro enfrentamiento a doble partido que abriría las puertas de la Liga de Campeones o, por contra, obligaría a jugar la Liga Europa en caso de caer derrotado.

La Liga Europa. Disputar la Liga Europa también implica jugar una fase previa. Si el Málaga acaba quinto clasificado, tendría que disputar el play off previo del torneo. Estas eliminatorias están encuadradas en la misma semana que la previa de la Liga de Campeones. Es decir, que sería el 23 de agosto la ida y el 30 de agosto la vuelta. La dificultad para superar esta fase suele ser relativa, siempre supeditada al adversario. Como ejemplo, los enfrentamientos del curso pasado para equipos españoles donde el Sevilla se midió al Hannover (cayó eliminado) y el Atlético de Madrid al Guimaraes portugués. Aún así, habría que llegar a la cita en condiciones muy óptimas para no verse sorprendido, por lo que requeriría una preparación similar que si acabase cuarto.

Por último, el peor de los casos sería acabar sexto en la Liga, ya que acceder a competición europea parece casi un castigo más que un premio. En este caso, el conjunto blanquiazul tendría que jugar la tercera ronda de clasificación para la Liga Europa, que se juega los días 2 y 9 de agosto, en pleno verano. La preparación para estos dos encuentros también sería máxima y habitualmente, los equipos están en mitad de sus pretemporadas por esas fechas. El rival no suele ser de gran nivel y el Atlético, que la disputó el pasado verano, se midió con éxito al Stromsgodset noruego. Por todo ello, la planificación del próximo curso está aún en el aire.

FECHAS DEPENDIENDO DEL PUESTO

Si es tercero... El Málaga accedería directamente a la fase de grupos de la Liga de Campeones. Disputaría el primer encuentro a mediados de septiembre, sobre el 18 ó 19.

Si es cuarto... El conjunto blanquiazul tendría que jugar la fase previa de la Champions contra un duro rival. La ida será el 21 ó 22 de agosto y la vuelta, el 28 ó 29 del mismo mes.

Si es quinto... Los malaguistas tendrían que jugar la fase previa para acceder a la Liga Europa. Los encuentros serían el 23 de agosto la ida y el 30 de agosto la vuelta.

Si es sexto... Tendría que jugar la tercera ronda de acceso a la Liga Europa, que sería el 2 de agosto la ida y la vuelta el 9. Luego tendría que disputar también la fase previa a la Liga Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine