03 de julio de 2008
03.07.2008
Axarquía

La Junta confía en la gestión del agua para aliviar a la agricultura

03.07.2008 | 02:30
Gestión hídrica. El sector agrícola sufre las consecuencias de la falta de precipitaciones.

La administración cree que el uso de recursos "no convencionales" y de aguas terciarias permitirá mejorar la explotación de los regadíos del Plan Guaro

La Delegación Provincial de Agricultura y Pesca mostró su confianza esta semana en una buena gestión hídrica como mecanismo para ayudar a reflotar la economía agrícola de la zona, azotada, al igual que en el resto de la provincia, por los estragos de la crisis y la sequía. En su balance de la segunda edición de la jornada de ciclo integral del agua, la administración aseveró que un buen uso de los recursos resulta fundamental para genera riqueza y se refirió a proyectos puestos en marcha en los últimos años, todos ellos destinados a la explotación sostenible.
Durante la jornada, a la que asistieron más de 150 especialistas, la institución defendió la utilización agrícola de aguas derivadas del tratamiento terciario y aludió a la necesidad de integrar todos los recursos disponibles en la consolidación de los regadíos del Plan Guaro, que abarcan alrededor de 9.000 hectáreas dedicadas a cultivos hortícolas y leñosos subtropicales. "Esta zona extraordinariamente rica que permite fijar a la población agraria en el territorio", señalaron.
El encuentro sirvió también para revisar los proyectos de mejora que se desarrollan en la comarca, entre los que figuran la habilitación de un tratamiento de depuración terciaria que garantice la calidad agrícola del agua. Según la Junta de Andalucía, el grado de empleo aguas residuales en la agricultura es todavía muy reducido, lo que obliga a las administraciones públicas a promover su uso, especialmente en las zonas costeras.
En el marco del curso, la Delegación Provincial informó de las actuaciones englobadas en el programa Agua, que incide en la mejora de regadíos y la reutilización de aguas regeneradas. Además, también se hizo mención al plan especial de sequía, impulsado por la Cuenca Mediterránea Andaluza, que incluye medidas de previsión y estrategias de emergencia para mitigar los periodos de falta de agua. En este sentido, la administración insistió de nuevo en el uso de los recursos denominados "no convencionales", es decir, distintos a los caudales superficiales.
En la comarca de la Axarquía, los recursos no convencionales son fundamentalmente aguas regeneradas y marinas desaladas. Las previsiones de la Junta de Andalucía indican que la comarca únicamente podrá asegurar sus aportaciones si confía en este tipo de fuentes.
La jornada, que se celebra por segundo año en Vélez Málaga, organizada por la Consejería de Agricultura y Pesca y patrocinada por la Sociedad Estatal de Aguas y el grupo Tragsa, contó con la participación de una nutrida representación de las comunidades de regantes, que representan a uno de los colectivos más afectados por los recortes de suministro y la situación de emergencia derivada de la sequía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine