30 de julio de 2010
30.07.2010

Derriban la primera edificación ilegal del Tajo

Uno de los 22 propietarios de construcciones ilegales decidió demolerla por sus propios medios, tras el decreto firmado por el alcalde

30.07.2010 | 07:00
Momento del derribo de una de las viviendas.

Las edificaciones ilegales construidas en la zona conocida como Hoya del Tajo, en Ronda, comenzaron a ser derribadas ayer. Tras un largo proceso administrativo, el alcalde de la ciudad, Antonio Marín Lara, firmaba un decreto ordenando el derribo de las edificaciones.
Ayer por la mañana, el dueño de una de las propiedades decidió iniciar el derribo manual de una nave y una cuadra de caballos, por medio de dos obreros, antes de que fuera el propio Ayuntamiento el que ejecutara el derribo. De esta forma, buscó ahorrarse los gastos derivados de una demolición iniciada por los servicios municipales.
Las propiedades afectadas habían sido investigadas por encontrarse construidas presuntamente sobre un terreno declarado como de protección integral. En total, son 22 las que deberán ser derribadas. Todas ellas están situadas en zonas rurales del término municipal de Ronda, aunque la mayoría se encuentran en la Hoya del Tajo. El alcalde afirma que va a ser inflexible con estas construcciones ilegales.
Además, el regidor señaló que son necesarios «más instrumentos jurídicos para acelerar este tipo de procesos», ante la demora sufrida antes de poder ordenar los derribos. «Las nuevas herramientas previstas en la nueva legislación todavía siguen siendo insuficientes», afirmó.
Al margen de estas 22 propiedades, existen otras cuyos casos se encuentran en los juzgados. De hecho, el alcalde y el ex delegado de Urbanismo, José Herrera, ya han pasado por los tribunales para declarar por estos casos. Una vez que se conozcan las resoluciones judiciales correspondientes, Marín Lara aseguró que «se va a actuar de igual modo» que con las otras.
El primero de los afectados afrontó con calma el decreto de demolición, y prefirió no estar presente durante los trabajos. También declaró que sus abogados se encuentran estudiando el caso por si creen conveniente iniciar acciones legales, ya que asegura tener una licencia para una casa de aperos. Otros de los afectados se mueven también entre la preocupación y la cautela ante el inminente derribo de sus propiedades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine