14 de noviembre de 2010
14.11.2010

Ronda modificará elementos del PGOU para dar luz verde a un secadero de jamones

Una empresa cárnica quiere utilizar el inacabado matadero para instalar un gran almacén frigorífico

14.11.2010 | 06:00
Imagen de la entrada del secadero de jamones.

El Ayuntamiento de Ronda ha iniciado la tramitación para la innovación (modificación puntual de algunos elementos del Plan General de Ordenación Urbana-PGOU), con el objeto de permitir la implantación de un gran almacén frigorífico de carne, así como una serie de sala de despiece y secadero de jamones en el edificio del nuevo matadero que se empezó a construir en la carretera de Sevilla y que por distintas vicisitudes nunca se llegó a terminar.
Según informó el concejal y a su vez secretario de la Sociedad Limitada Matadero Comarcal de la Serranía de Ronda (que es la propietaria de los terrenos), Jesús Vázquez, la modificación de algunos elementos del PGOU es imprescindible para poder realizar la venta de los terrenos y la implantación de la nueva actividad empresarial.
En diciembre de 2009, la junta de accionistas de esta sociedad aprobó por unanimidad aceptar la propuesta planteada por una empresa cárnica del municipio de Benaoján ´Fridosa´ para la compra de las instalaciones del inacabado matadero, ya que este proyecto, que iniciaron 125 socios en 1980 nunca llegó a culminarse.
Es por ello, que ahora, veinte años después, los socios han aceptado la oferta planteada por la empresa benaojana, que pagará 1,5 millones de euros por una parcela de 30.000 metros cuadrados y por la nave ya existente y que ocupa una superficie de 6.000 metros cuadrados.
A juicio de Vázquez el procedimiento urbanístico que ha iniciado el Ayuntamiento rondeño podría estar culminado para la próxima primavera, momento en el que se haría efectiva la venta y comenzarían los trabajos para habilitar el edificio del matadero en un recinto frigorífico especializado para carnes y un secadero de jamones.
A pesar de que la Serranía es uno de los principales productores de jamón y el primero en la modalidad de ibéricos de bellota de la provincia de Málaga, los ganaderos se quejan de que tienen que vender sus cabezas a empresas y secaderos de Huelva, que después los comercializan con marcas de esta zona. Ello repercute en que los productores vendan sus jamones a un precio inferior al que podrían obtener.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp