06 de junio de 2012
06.06.2012
Sociedad

La lucha por un entierro digno

El cuerpo de Antonio está en el anatómico forense de Granada a la espera de que sus familiares consigan el dinero

06.06.2012 | 02:54
Sebastiana lleva tres días sujetando en la mano la foto de su hermano menor.

Sebastiana Heredia perdió hace tres días a su hermano, Antonio, en un accidente en una playa de Almuñécar mientras hacía surf con una tabla que le habían prestado. Han pasado ya más de 72 horas desde que una llamada de la Guardia Civil de Granada la alertó del trágico suceso. Tres días y tres noches en los que, a la tristeza de perder al pequeño de sus hermanos, se une la imposibilidad de pagar los casi 2.000 euros que le piden por traer el cuerpo, ya que la familia de Sebastiana carece de recursos. «Lo único que queremos es traer a casa a mi hermano y enterrarlo en su pueblo pero vamos a tener que quitarnos de comer para hacerlo porque no tenemos dinero», explica.

Al parecer, al joven, de unos 30 años de edad y con dos hijos menores, le prestaron la tabla y comenzó a adentrarse demasiado en el mar. Según la autopsia, todo apunta a que en una mala caída de la tabla se dio un golpe y se ahogó. La noticia llegó a la familia el pasado sábado y el lunes fueron a reconocer el cuerpo. Ahora, más que llorar la muerte de su ser querido, seis de los once hermanos llevan tres días intentando reunir el dinero necesario para traerlo a casa. «Hemos dado lo que hemos podido: uno 10 euros, otro 200, otro 500 y otros algo más y vamos a vender una casa que tenemos aquí, que era de él, para pagar lo que queda y poder traérnoslo porque tampoco podemos dejarlo allí más días», detalla la hermana del fallecido.

En estos tres días, Sebastiana ha llamado a muchas puertas, las de varios conocidos y también las del Ayuntamiento, que en estos casos debe estudiar detenidamente varios parámetros antes de colaborar para transportar el cuerpo. «Estuve en el Ayuntamiento y el responsable me dijo que tenían que verlo y que no podían hacer nada de un día para otro», añade.

Así, tanto el alcalde, Manuel Barón, como el concejal de Asuntos Sociales, Pepe Luque, aseguraron ayer a este periódico que conocen el tema y que el lunes el edil comentó a los familiares que no es un asunto sencillo y de resolución inmediata. «Yo personalmente hablé con un familiar de la víctima en la alcaldía; me explicó el asunto y me comprometí a facilitarle una ayuda, pero nunca a pagarles todos los gastos, porque son algo más de 2.000 euros que habría que retirar de las partidas destinadas a ayudas sociales, bancos de alimentos y demás», dice el edil.

Por su parte, el alcalde aseguró que hay que comprobar varias cuestiones. «Estamos dispuestos a colaborar siempre y cuando se comprueben una serie de cuestiones: si el fallecido tenía seguro, si pertenece a un núcleo familiar sin recurso o si está censado en Antequera. De momento tan sólo se nos ha presentado una factura de la funeraria de Los Remedios con el coste que supondría toda la operación, en torno a unos 2.000 euros», manifiesta.

Los hermanos del fallecido esperan entregar hoy el dinero, ya que un familiar dará un adelanto por la casa, pero ahora les piden otra cantidad para hacer el velatorio. Entre sollozos, Sebastiana clama al Ayuntamiento o a cualquier institución que pueda ayudarles. «Pedimos un poquito de ayuda para que, antes de enterrarlo, podamos parar y darle el último adiós a Antonio. Queremos hacerle un velatorio como a cualquier persona, ha sido todo tan de repente... pero, como siempre, el dinero va impedir un entierro digno y que él, y todos podamos descansar de esta pesadilla», afirma la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine