09 de febrero de 2014
09.02.2014
40 Años
ÚLTIMA HORA
El parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde, elegido presidente del Parlamento de Navarra
40 Años
Alcalde de Benaoján

"Nadie puede atribuirme los ladridos, yo no he ladrado porque no soy un perro"

Francisco Gómez afirma que todo es un montaje de la portavoz del PSOE tras un debate acalorado durante un pleno

09.02.2014 | 05:00
Francisco Gómez, alcalde del pueblo serrano de Benaoján, en un momento de la entrevista.

El alcalde de Benaoján, Francisco Gómez González, recibe a La Opinión de Málaga en su despacho, donde, además de la enseña andaluza y española, destaca un banderín republicano, quizá de su paso por el PC, con que también fue regidor, y PTE – Panadero de profesión, afirma ser político vocacional y por ello lleva más de 30 años dedicado al pueblo. Un vídeo suyo fumando en el Ayuntamiento le ha colocado en la picota

­Su partido, la Asociación Progresista de Benaoján, gobierna actualmente gracias a una coalición con IU y PP. El impacto mediático del video no parece haber provocado una mala imagen al pueblo ya que en el transcurso de la entrevista enseña un contacto que se ha interesado por hacer negocios allí.

Dice que fuma y seguirá fumando, pero se ha abierto un expediente ¿No es incongruente?
No, hay una norma en la que queda claro que está prohibido fumar en dependencias municipales. Reconozco que he incumplido la norma y me voy a autosancionar. He ordenado mediante decreto que se abra un expediente contra mí por haber fumado y vulnerado la ley antitabaco. Como ciudadano puedo cometer una infracción, pero como alcalde no.

La consejera de Salud ha afirmado que le va a imponer una multa de 10.000 euros.
Me da pena, siento vergüenza ajena, cuando una consejera, a la que respeto, habla en este tono y de esta manera y no sé qué decirle porque siento que ocupa un puesto para el que no está preparada. Que se lea bien la norma ya que son ellos los que la han hecho, antes de decir públicamente «le voy a imponer 10.000 euros», porque a mí no me puede imponer nada. La consejera tiene que saber que el alcalde en ningún momento ha permitido que se fume en las instalaciones municipales, por lo tanto no cabe sanción de esa cuantía, que si fuera por ellos me pondrían mucho más. Se me puede sancionar por 30 euros, porque es la primera vez. No cabe la imposición de ninguna denuncia por permitir fumar, sino por vulnerar la norma. He tramitado el expediente a la Delegación de Salud para que lo instruyan y si esto no es de su competencia que lo devuelvan al Ayuntamiento, que nombrará a sus instructores e instruirá el expediente de sanción contra Francisco Gómez, que se da la coincidencia de que es el alcalde.

¿Entonces por qué han dicho que le van a imponer la máxima sanción reflejada en la ley?
El único que ha abierto expediente soy yo, la consejera no. Al margen de quien instruya el procedimiento aunque sea sólo un euro, agotaré la vía administrativa hasta llegar a los tribunales y cuando un juez me diga «pague usted» y me condene, pagaré; mientras, no.

¿Por qué iría a los tribunales aunque fuera de un euro?
Es una manera de protestar porque a mí me obliga la Junta a cumplir la norma mientras que ellos legislan, decretan y ordenan sin cumplir: ¿no sienten vergüenza ajena al exigirle a un alcalde que pasa catorce horas en su despacho preocupándose por su pueblo, exigirle que cumpla la norma antitabaco porque se ha fumado un pitillo? Soy fumador empedernido. Paso un montón de horas en mi despacho, es normal que coja un cigarro, pero sin molestar a nadie. Si tengo compañeros conmigo, siempre pido permiso y, si a ninguno le molesta, no fumo. Qué pena que a los cuatro años la portavoz del PSOE se dé cuenta de que fumo, cuando ella misma ha reconocido en Twitter que su concejal Tomás González fuma conmigo, porque es normal; terminamos el pleno y de manera distendida charlamos, porque somos adversarios políticos, pero no enemigos. Este vídeo sale a raíz de un pleno que tuvimos el viernes donde por primera vez dije cosas muy duras: le acusé con pruebas de algunas cosas y eso fue la gota que colmó el vaso. Esta señora se levantó en el pleno y me dijo «levántese señor alcalde» reiteradamente. Yo hice caso omiso y no sabía si me decía que me levantara para pegarme, para reírse o para provocarme y en un momento de calor le dijera algo y denunciarme. Lo que ví en ella fue una gran falta de respeto hacia su alcalde.

Soraya García afirma en Twitter que no ha salido lo peor: horas de insultos, injurias y groserías.
Que lo pruebe. Yo le pruebo lo que le estoy diciendo. Ella la única defensa que tiene es lo que dice y además no es cierto. Que lo pruebe y, si lo hace, le pido disculpas públicamente. Nunca me podrá probar una falta de respeto pero yo y todo mi equipo sí le podemos probar muchas a ella. Me llaman dictador cuando estamos viendo cómo tiene coaccionados a sus concejales, que tienen que votar lo que dice ella. Los míos son libres. Alguna votación hemos tenido que repetirla por discrepancias entre ella y alguno de sus ediles. Hace poco hubo una votación en la que uno de los míos votó con los socialistas y no ha pasado nada. Todo viene a raíz de una votación sobre la creación de una plaza de Guadalinfo, para sacarla a concurso, y ella votó que no, que continuara el hombre que está, que da la coincidencia que es su cuñado. Empezamos un debate en el que le pedí su dimisión y ella a mí, y le dije que llevaba mucho tiempo imputada por cuatro presuntos delitos, cosa que no le había dicho hasta ese día.

Usted quiere interponer una querella contra la portavoz del PSOE?
Sí, por falta de respeto a un alcalde en el ejercicio de sus funciones cuando durante el pleno se levanta y dice «señor alcalde, levántese» varias veces. También vamos a querellarnos por la ley de protección de datos y otras cosas más.

¿Está de acuerdo con la ley antitabaco actual?
Sí. Yo no puedo molestar a nadie con mi cigarro; no puedo ir a un local donde hay niños y que tengan que respirar el humo que yo echo. Me parece muy bien, pero quiero que comprendan que sólo fumo donde no molesto a nadie; si lo hiciera, primero apago el cigarro y segundo le pido disculpas. Soy un fumador empedernido, quiero que la gente me entienda. Soy una persona libre, pero mi libertad termina donde empieza su derecho.

Usted dice que no ladra en el vídeo, que sólo emite un sonido.
Efectivamente. Cuando se levanta la sesión, saco un cigarrillo y como sabía que ella estaba pendiente, me lo pongo en la mano y me dice que no fume que me está grabando. Entre el pleno tan duro que habíamos tenido y que estaba increpándome, me lo pongo en la boca sin encender para provocarla, porque ya me tenía harto. Como ya me tenía tan acosado, emito un sonido, como un gesto de desesperación por no decirle un disparate o palabras mal sonantes. Dos metros antes de salir si lo enciendo, eso es cierto. Yo digo que fumo y voy a seguir fumando. Pero yo no ladro. Luego hay dos ladridos que no son míos. Nadie me puede decir que yo he ladrado, porque no soy un perro.

La imagen en los medios

¿Cree que su presencia en los medios está dando buena imagen de Benaoján?
Mi presencia sí, la persona que ha hecho llegar este vídeo a los medios no. No está luchando contra mí, sino contra el pueblo; el pueblo ha sido inteligente y ha reaccionado. Tengo el apoyo absoluto de Benaoján y de muchos alcaldes de la comarca.

Pero el pueblo ha aparecido en medios nacionales.
Debería salir por lo bueno que tiene: las chacinas centenarias, la Cueva de la Pileta, la del Gato, esa rivera tan bonita del río Guadiaro.  Me duele que aparezca por esto, por una señora que no tiene por dónde coger al alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp