28 de noviembre de 2014
28.11.2014
Tribunales

La Audiencia embarga el sueldo del edil de Alhaurín el Grande Gregorio Guerra

El objetivo es que pague los 109.000 euros de la multa que se le impuso tras ser condenado por cohecho

28.11.2014 | 00:14
Juan Martín Serón, en primer plano, y José Gregorio Guerra, en el segundo.

­La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Málaga ha ordenado el embargo de parte del sueldo que percibe José Gregorio Guerra Gil como concejal en Alhaurín el Grande para hacer frente a los 109.000 euros que le restan por pagar de la multa impuesta tras ser considerado culpable en el marco del caso Troya, contra la corrupción en el municipio.

José Gregorio Guerra Gil era concejal de Urbanismo y fue sentenciado, junto al alcalde de la localidad, Juan Martín Serón, por pedirle más de veinte millones de las antiguas pesetas a un constructor local por una licencia de obra. En concreto, ambos fueron castigados a un año de suspensión para empleo o cargo público, que acaban de cumplir –por lo que han vuelto a sus cargos– y a pagar 200.000 euros de multa por cohecho.

Martín Serón hizo frente a la totalidad de la multa sin problema alguno apenas diez días después de que el Supremo declarase firme la sentencia, pero Guerra sólo abonó 80.000. El resto, hasta 200.000 euros, reclamó pagarlo con trabajos sociales, a lo que se negó la Sección Octava. Asimismo, la Sala le impuso el ingreso de 5.000 euros al mes a razón de 24 plazos, «ya que las penas han de ser cumplidas en los términos en los que fueron impuestas, y de manera íntegra, a ser posible».

Pese a ello, según fuentes judiciales, Guerra sólo ha podido ir ingresando en torno a 1.000 euros al mes y además se inscribió en el registro de la propiedad el embargo del 50% de una plaza de garaje de su propiedad, cuya tasación se ha pedido.

Guerra ya es de nuevo concejal del Ayuntamiento, como Serón, y todos sus compañeros en el gobierno municipal que se han dado de baja en el PP, después de que la formación liderada en Málaga por Elías Bendodo se negase a admitir la vuelta del regidor alhaurino condenado por corrupción bajo sus siglas.

Ahora, la Sala ha remitido un oficio de retención por el que se le embarga parte del sueldo al concejal, así como la horquilla que corresponda de otros emolumentos que perciba. El tanto por ciento exacto se determinará en base a unas tablas salariales.

Según consta en el documento, al que tuvo acceso La Opinión de Málaga, le quedan por pagar 109.000 euros. Ahora, el Ayuntamiento tendrá que contestar si Guerra Gil ha vuelto a ser concejal, que lo es, y luego determinar en base a esos modelos salariales la parte del sueldo que le embargará.

En concreto, Guerra es segundo teniente de alcalde de Alhaurín el Grande y delegado municipal de Obras Públicas, Seguridad Ciudadana, Protección Civil y Movilidad.

El impago de la multa lleva aparejado, explican las fuentes, una responsabilidad penal subsidiaria de seis meses, que se calcula en función del dinero ingresado y del que queda por pagar, por lo que hay una remota posibilidad de que entre en prisión si no es capaz de hacer frente a la sanción económica.

Martín Serón, por su parte, ha vuelto al Ayuntamiento para liderar el equipo de gobierno en lo que queda de legislatura aunque ya ha dicho que no irá a las municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp