21 de mayo de 2017
21.05.2017
Niño de la Salina

Andresito crianza, prestigio mundial

El vino de la bodega de Almargen obtiene una medalla de plata en el Concurso de Bruselas

21.05.2017 | 12:37
La enóloga Isabel Montes-Jovellar muestra la botella de Andresito crianza 2014.

Tras apenas tres meses en el mercado, dicho producto ya ha sido premiado, lo que ha permitido a la entidad incrementar sus ventas en las últimas semanas, teniendo en mente su exportación a países como Corea

Los productos de la provincia de Málaga se van abriendo cada vez más paso tanto en el mercado nacional como en el internacional. El exquisito cuidado con el que se trabaja cada fase de la elaboración hace que ya se estén posicionando de manera destacada en las listas más prestigiosas que dotan a cada uno de ellos de una calidad que se está haciendo notable con el paso del tiempo.

Clara muestra de ello es el vino Andresito crianza 2014 de la bodega Niño de la Salina de Almargen que, tan sólo tres meses después de su lanzamiento al mercado, se ha convertido en uno de los mejores del planeta al conseguir una medalla de plata en el Concurso Mundial de Bruselas, uno de los más prestigiosos que se celebran en la actualidad. «Ha sido un boom, no es normal ganar directamente un premio, ha sido algo bastante sonoro y estamos muy felices», manifiesta la enóloga de la bodega, Isabel Montes-Jovellar.

El premio reconoce la calidad de este vino cien por cien de la provincia y con Denominación de Origen Sierras de Málaga, incluido también en la marca Sabor a Málaga, que asistió a un certamen que, a pesar de su nombre, se celebró en Valladolid y en el que participaron hasta 9.000 muestras de entidades de todo el mundo.

Andresito crianza es un vino tinto seco, elaborado a partir de un coupage de las variedades Cabernet Sauvignon y Merlot, con unas características típicas y distintivas relacionadas con el terroir y un toque de madera. Cuenta con un envejecimiento de 12 meses en barrica de roble americano nueva y otros 12 en botella.

En este sentido, se caracteriza por un color rojo rubí y un aroma herbáceo y muy frutal, destacando los olores a cereza, grosella o pimiento verde. Es un vino suave por su conservación en madera y además muy persistente en boca, recomendándose su maridaje con carne roja de vaca o pasta, entre otros alimentos.

La influencia del galardón se está notando ya en el volumen de ventas de la bodega Niño de la Salina. «Todo esto siempre ayuda en el mundo de los vinos porque hay mucha gente que los valora en función de los premios», explica el director comercial de la entidad de Almargen, Daniel Marín, quien dice sentir «una alegría inmensa».

«Es el reconocimiento a un trabajo constante y a mucho esfuerzo. Que uno de los vinos reconocidos sea el tuyo es un orgullo, pero sobre todo por ver que se premia a la provincia de Málaga», añade Marín, quien indica que, a pesar de aún no haber exportado el citado producto fuera de España, ya existen contactos para llevarlo hasta Corea.

Este último reconocimiento se une a los recientemente conseguidos por la bodega de la comarca de Antequera. Y es que el Andresito moscatel seco recibía la medalla de bronce en la Feria Nacional del Vino (Fenavin) celebrada en Ciudad Real, mientras que la variedad moscatel dulce obtenía hace unas semanas el famoso premio Bacchus de Plata.

De momento, la intención de los responsables de Niño de la Salina es consolidar y mejorar la calidad de todos los vinos que vienen produciendo, pero no descartan que el año próximo puedan surgir nuevas novedades. Todo dependerá de la uva que se produzca en los viñedos de la localidad de Almargen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine