28 de mayo de 2018
28.05.2018
Abastecimiento

Fuente de Piedra ya ha gastado 50.000 euros en agua potable desde agosto

La localidad sigue arrastrando problemas en el suministro, que sigue siendo no apto para el consumo, algo que no cambiará a corto plazo

28.05.2018 | 05:00
Un vecino de Fuente de Piedra recoge agua potable de un camión cisterna.

La localidad de Fuente de Piedra, enmarcada en la comarca de Antequera, continúa arrastrando problemas en lo relacionado con el agua potable, ya que este recurso sigue siendo no apto para el consumo en el municipio. Por este motivo, el Ayuntamiento ya ha tenido que gastar unos 50.000 euros en cubas que permiten proporcionar suministro a los ciudadanos durante las mañanas de los martes y los viernes, paliando la deficiencia que existe desde el pasado mes de agosto.

En este sentido, según explica el alcalde, Francisco Hidalgo, hasta el mes de noviembre de 2017, fue la Diputación de Málaga la encargada de subvencionar los gastos generados por los camiones cisterna. Así, el Consistorio ya ha solicitado una nueva ayuda a la Administración provincial de 60.000 euros que permita costear el agua potable que cada mes tiene que llegar a la localidad.

El regidor manifiesta que el nivel del pozo con el que el municipio se abastece ha subido un metro desde que se iniciara el problema. Sin embargo, los distintos análisis que los técnicos vienen desarrollando siguen sin arrojar una mejora palpable en lo que a la calidad del agua se refiere, por lo que a corto plazo la situación no va a variar, presentándose un nuevo verano difícil de abastecimiento para Fuente de Piedra.

Con el objetivo de mejorar la situación en la localidad, el Ayuntamiento está adoptando una serie de medidas de ahorro que permitan aumentar la masa de agua de los pozos para que ello pueda provocar en un futuro que vuelva a ser apta para el consumo.

Así, el Consistorio ya ha licitado una actuación que va a permitir la sustitución de las conducciones existentes desde los pozos de abastecimiento hasta el núcleo urbano. Las obras están financiadas por la Diputación de Málaga y cuentan con una inversión de 275.000 euros. De esta forma, pretenden eliminar averías que estén provocando la pérdida de agua, así como detectar posibles usos ilegales de la red.

De igual forma, la Administración local se encuentra en negociaciones con dos empresas de la localidad que consumen gran cantidad de agua para que puedan abastecerse de un pozo de carácter privado. Actualmente, se está estudiando la viabilidad de esta operación.

Por otra parte, el Ayuntamiento va a poner en marcha una campaña de concienciación entre la población para fomentar un uso de agua responsable, de cara a evitar prácticas como el baldeo de aceras con agua de la red o el llenado de piscinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine