13 de noviembre de 2019
13.11.2019
Investigación

Buscan a un hombre relacionado con la mujer aparecida muerta en Tolox

La Guardia Civil intenta localizar a un sospechoso, también de nacionalidad belga, que abandonó la casa rural con el vehículo de la víctima

13.11.2019 | 14:21
Foto de la vivienda de la mujer belga que ha aparecido muerta.

La Guardia Civil ha intensificado la búsqueda en el entorno de la mujer aparecida muerta este martes en Tolox, al objeto de intentar averiguar la identidad del hombre, también de nacionalidad belga, que abandonó la vivienda rural con el vehículo de la víctima antes de que fuese localizado el cadáver.

Son muchas las incógnitas que rodean este caso. Pero fuentes de la investigación han empezado a trabajar con la posibilidad de que esta muerte no se enmarque en el ámbito de la violencia de género. Familiares de la residente de origen belga, de 58 años de edad y que apenas llevaba en el municipio malagueño desde el pasado mes de julio, habrían reconocido que no constaba relación sentimental.

"Al parecer buscan a un compatriota suyo que se había ganado la amistad de la mujer y que se dedicaba a realizar pequeñas reparaciones o trabajos de mantenimiento en la casa", relata una vecina. Al residir en una vivienda aislada, situada en el Pecho del Molino y a unos 500 metros de la carretera A-366, apenas hay testimonios sobre el día a día de esta ciudadana belga. La zona es elegida por numerosos residentes de origen extranjero, precisamente por la independencia y tranquilidad que les otorga.

La primera teniente de alcalde de Tolox, Paqui García (PSOE), ha confirmado a este periódico que la fallecida se encontraba empadronada en la localidad de la Sierra de las Nieves desde hacía apenas cuatro meses. "Este suceso ha sorprendido mucho aquí en Tolox, porque estas cosas se ven como lejanas. No esperas que ocurran tan cerca. Es un día triste, pero al haber ocurrido a cinco kilómetros no hay mucho movimiento en el pueblo y la gente continúa con su día a día a la espera de más noticias sobre lo sucedido", expresa.

La Policía Judicial está realizando una inspección ocular para tomar muestras en la finca de la mujer, recanbado desde el martes todos los vestigios y restos que puedan servir para aportar luz a la investigación abierta. Fuentes cercanas a la investigación han indicado a Efe que no descartan ninguna hipótesis, que se está intentando localizar el vehículo de la víctima y a un conocido y que será la autopsia la que determine la causa de la muerte.

La mujer fue localizada en su dormitorio, en la cama, por lo que se dio aviso a los servicios de emergencias 112 sobre las 17.30 horas que solo pudieron certificar su muerte. Tras la pertinente autorización judicial, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para realizar la correspondiente autopsia y determinar las causas de su muerte.

Los guardias civiles han tomado fotografías y han examinado toda la finca para recoger posibles muestras de todas las huellas dactilares, colillas, sangre y otros elementos genéticos. También han tomado declaración a las personas cercanas al entorno de la fallecida y vecinos para determinar todas las circunstancias en las que se produjo la muerte y quien pudo estar con ella en sus últimos momentos

El cuerpo de la residente belga mostraba aparentes signos de violencia, según fuentes de la investigación. También ha trascendido que la mujer residía sola en compañía de varios perros. De hecho, la edil Paqui García la atendió personalmente en octubre a raíz de un incidente vinculado con una de sus mascotas. "Le hice algunas recomendaciones. Pero ni siquiera las personas que viven las inmediaciones de su casa tenían contacto con ella, porque la vivienda está en la zona más alta. Como mucho se saludaban a veces", agrega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook