07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Opinión de Málaga
Plan Aire

La rondeña que recibió 14 euros de Ingreso Mínimo entra en el Plan Aire

Ana Quijada ha sido seleccionada entre las aspirantes a uno de los 30 puestos de trabajo que ofrece el Ayuntamiento de Ronda dentro del plan de empleo financiado por la Junta de Andalucía

07.10.2020 | 05:00
Ana Quijada tendrá un trabajo gracias al plan de la Junta.

Ana Quijada, la mujer que denunció a través de las redes sociales que le habían concedido un Ingreso Mínimo Vital de 14 euros al mes, teniendo una menor de edad a su cargo, anunció ayer a La Opinión de Málaga que ha sido seleccionada por el Ayuntamiento de Ronda para ocupar uno de los 30 puestos de trabajo que el Consistorio va a cubrir dentro del Plan Aire financiado por la Junta de Andalucía.

«Todavía no me lo creo. He tenido que luchar mucho pero al final lo he conseguido. Esta oportunidad me va a dar una enorme tranquilidad para muchos meses», manifestó ayer a este diario la mujer.

El pasado 25 de septiembre, Ana Quijada tuvo una reunión en la sede del Inem para revisar su situación. Quería saber si podía recurrir los 14 euros mensuales que le habían asignado como Ingreso Mínimo Vital, ya que se le habían agotado los 300 euros de paro que recibía tras haber trabajado como sepulturera en el cementerio de Ronda y se había quedado sin los 200 que ganaba de limpiadora en un restaurante que cerró tras el estado de alarma por el Covid-19.

«Me dijeron que no, que no podía recurrir y que no tenía derecho a ningún tipo de ayuda; que tenía que estar un año parada para poder acceder a las ayudas», explica.

La única opción que tenía era apuntarse y solicitar un puesto de trabajo en el Plan Aire por el que la Junta de Andalucía va a financiar la contratación de 19.000 desempleados en Andalucía, para lo que ha repartido 165 millones de euros entre los municipios de las ocho provincias andaluzas.

«Me preseleccionaron en un primer momento; ayer hice la entrevista y hoy –por ayer martes– me han llamado para decirme que me han dado un puesto de trabajo», comenta Ana Quijada emocionada.

La Junta de Andalucía había decretado que el Servicio Andaluz de Salud presentara dos candidatos para cada puesto y que cada Ayuntamiento decidiera a quien se le da el trabajo, dando preferencia a personas que no perciban prestación o subsidio alguno, o que perciban el Ingreso Mínimo Vital; la Renta Mínima o la Agracia, o la Renta Activa de Inserción.

En el caso de Ronda, el Ayuntamiento ha recibido en torno a un millón de euros, lo que le ha permitido ofertar 30 empleos.

Ana Quijada afirma que a las entrevistas de selección acudieron muchas personas, sobre todo mujeres. «A mí me han cogido como oficial de albañil porque para las personas entre 45 y 50 años sólo ofrecen puesto de oficial de albañil o de fontanero. ¿Usted sabe de fontanería?, me han preguntado. No, le he dicho, pero enséñeme a poner un ladrillo y los pongo –cuenta la mujer– como cuando me contrató el Ayuntamiento de Ronda para trabajar en el cementerio. Nunca había trabajado de sepulturera pero el primer día tuve que hacer una exhumación; y después he enterrado féretros e incluso pinté el cementerio entero», cuenta Ana Quijada.

«La verdad es que no soy albañil y no me esperaba que me cogieran. Ha sido una sorpresa. He luchado mucho y he tenido recompensa. Hoy respiro más tranquila». Ana recibirá 1.480 euros al mes durante seis meses. «Eso me permitirá recibir después una ayuda durante 21 meses por vivir con una menor. He tenido mucha suerte. No me lo creo», afirma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook