El Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola ha acordado este lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de José Arcadio D.N. por la presunta comisión de dos delitos de homicidio en grado de tentativa al rociar con ácido sulfúrico a su expareja y a una amiga que la acompañaba cuando se encontraban dentro de un vehículo en Cártama. La primera continúa muy grave en la UCI del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, mientras que su compañera permanece en estado grave y estable en el Regional de Málaga.

Según fuentes judiciales, el Melillero se ha acogido a su derecho a no declarar y sólo contestó a algunas de las preguntas que le hizo su letrada. El titular de este juzgado ha intervenido en primera instancia por ser Fuengirola el partido judicial al que pertenece Mijas, donde el presunto agresor y sus compinches fueron arrestados, pero se ha inhibido en favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Málaga, partido judicial al que pertenece Cártama, que será el encargado de instruir la causa de violencia machista.

El presunto agresor fue detenido el pasado viernes por la Guardia Civil tras una búsqueda de tres días y medio en la que también colaboraron la Policía Nacional y las policías locales de Mijas y Fuengirola. La operación suma otras seis personas detenidas por darle cobertura al fugitivo durante ese tiempo. De las cuatro que también han pasado a disposición judicial, el juez ha ordenado el ingreso en prisión de dos personas, uno de ellos eludible bajo el pago de una fianza de 9.000 euros, y una tercera persona, una mujer, quedó en libertad provisional bajo el mismo cargo. Uno de los hermanos del Melillero, por su parte, quedó en libertad sin cargos dado que el vínculo familiar le exime de este delito. Las fuentes han añadido que la causa está declarada secreta y se mantiene abierta por si arrojara nuevas personas implicadas tanto en la agresión las jóvenes o en la posterior colaboración con el presunto autor. Uno de los detenidos inicialmente fue puesto en libertad a lo largo del fin de semana por razones humanitarias.

Los detenidos fueron trasladados al juzgado de Fuengirola antes de que se cumpliera el plazo de 72 horas que por lo general la ley concede a los investigadores. Dado el perfil del detenido, la Guardia Civil activó para su traslado un importante despliegue en el que participaron un nutrido número de agentes de la Comandancia de Málaga que contaron con el apoyo de efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), especializados en materia de seguridad ciudadana y orden público, y del Grupo de Acción Rápida (GAR), la unidad de élite de operaciones especiales que culminó el arresto del Melillero el pasado viernes. Los arrestados llegaron escoltados por casi una decena de vehículos del instituto armado entre una gran expectación.

La investigación incluye el análisis del vehículo en el que supuestamente huyó tras atacar a las jóvenes y en el que podría no haber ido solo. Por su parte, ayer trascendió que el Melillero fue uno de los menores atados a una cama en el centro Tierras de Oria, en Oria (Almería), que aparecía en un vídeo por cuya difusión, en 2015, un juez ordenó que fuese indemnizado con 4.500 euros.