Tras dos largos años de restricciones, la feria de San Juan Bautista de Alhaurín de la Torre volvió a celebrarse con un «éxito absoluto».  

Hubo numerosas actividades e importantes novedades, con el objetivo de que vecinos y visitantes disfrutarán con intensidad de estos festejos. Había ganas de feria y esto se refleja en los datos que ofrece el área de fiestas del municipio.

El concejal de Fiestas aseguraba antes de que comenzasen la festividad, que estaba prevista sólo la asistencia de unas 10.000 personas, tanto de  Málaga como de otros lados. Una cifra que se ha cuadriplicado: «Estimamos entre 50.000 y 60.000 personas que han asistido todos los días a la feria, los últimos días alcanzamos las 90.000 personas», sostiene Andrés García, concejal de Fiestas, Turismo y Cultura.

Asistentes que según el concejal llegaron de todas partes de la provincia: «Ha ido bastante bien, estamos muy contentos de cómo ha ido. Ha sido la mejor feria de la historia del municipio. La gente tenía muchas ganas de feria y el pueblo ha respondido. Además hemos recibido una gran cantidad de gente», afirma.

La gran afluencia de personas repercute de manera directa en la economía la del municipio, por ello esta feria ha tenido un impacto económico que supera con creces las estimaciones que se tenían: «Antes hablábamos de un millón de euros, pero ha sido bastante más, seguramente el triple de dinero que en el 2019», recalca García. 

La feria es un motor económico, que beneficia también a los comercios, estos  notan el cambio y lo comentan; ya que ven cómo se amplía la demanda de sus productos

Los festejos arrancaron el pasado 22 de junio y se prolongaron hasta el sábado 26.  Esta feria contaba con un ambicioso cartel cultural, un despliegue que reunió a los artistas más relevantes del panorama actual. El pistoletazo de salida lo dieron Ecos del Rocío (el 22 de junio), Moncho Chavea y Original Elías (23), Nyno Vargas (24), Tomasito, Astola y Ratón (25) y Camela (26). Los conciertos tuvieron «un lleno absoluto»: «El recinto se nos ha quedado pequeño, no dábamos a basto con los conciertos. El último día con Camela la cola llegaba hasta fuera del recinto». 

Además, la celebración de esta feria se ha llevado a cabo sin incidentes que lamentar: «Ha habido un gran apoyo por parte de la policía local, lo que ha hecho que no hubiese ningún tipo de incidente», comenta el edil. 

En definitiva una feria que ha cumplido con las expectativas, que ya cuenta con los días para la próxima. 

Ahora la oferta cultural continúa con el Estivalh, un programa cultural que agrupa una treintena de eventos culturales, entre los que están conciertos de jazz, teatro, exposiciones, monólogos o tributos a bandas.