Un estudio publicado por la revista médica The Lancet y realizado por la Universidad de Washington ha llegado a una conclusión firme sobre cuáles son los factores evitables que provocan tumores malignos

El cáncer, que supone el 44,4% de las causas de muerte mundiales con 4,45 millones de fallecidos en 2019, es un tipo de enfermedad en la que se invierten cada vez más recursos para su investigación y curación. En este último dossier, los doctores han analizado hasta 34 factores de riesgo y su injerencia en 23 tipos de cáncer. 

Según la publicación, financiada con fondos de la Fundación Bill y Medina Gates con datos del proyecto Global Burden of Disease del Instituto for Health Metrics and Evaluation, “comprender la magnitud del riesgo de cáncer atribuible a factores potencialmente modificables es fundamental para el desarrollo de estrategias eficaces de prevención y mitigación”. 

“Aunque algunos casos de cáncer no se pueden prevenir, los gobiernos pueden trabajar a nivel de población para apoyar un entorno que minimice la exposición a factores de riesgo de cáncer conocidos”, señala The Lancet, en relación al objetivo 3.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre la reducción de la mortalidad prematura mundial por enfermedades no transmisibles.

Los factores probados que aumentan el riesgo de cáncer 

Los cánceres de tráquea, bronquios y pulmón (tanto en hombres como en mujeres) son los que tienen más mortalidad a causa de factores evitables. Es decir, según este estudio, el consumo de tabaco aumenta las probabilidades de fallecer por cáncer de pulmón. 

En definitiva, el estudio evidencia que “el tabaquismo, seguido del consumo de alcohol y un IMC alto” son los principales factores de riesgo de muerte por cáncer”. 

Recientemente, se ha descubierto que el jarabe de maíz es un edulcorante que también aumenta las posibilidades de sufrir cáncer de estómago: uno de los más habituales.