Los datos presentados por un grupo de investigadores del Instituto Francis Crick y el University College London en el congreso de 2022 de ESMO han descubierto el motivo por el que muchas personas que nunca han fumado padecen cáncer de pulmón: Se trata de unas partículas contaminantes muy pequeñas que se encuentran suspendidas en el aire.

Las conclusiones de esta investigación se basan en los experimentos realizados sobre las mutaciones del gen 'EGFR' presentes en casi la mitad de las personas que padecen cáncer de pulmón, pero que no han fumado nunca. Según han descubierto los científicos del instituto Francis Crick, este gen reacciona rápidamente a un tipo de partículas en suspensión de 2,5 milímetros de diámetro que se encuentran en un tipo de ambiente muy concreto y habitual.

Estas partículas que al entrar en contacto con los genes 'EGFR' y 'KRAS' aumentan las probabilidades de padecer cáncer de pulmón, según un estudio en el que participaron casi medio millón de personas residentes en Inglaterra, Corea del Sur y Taiwán, son aquellas que se encuentran en los tubos de escape de los vehículos y en el humo de los combustibles fósiles.

La contaminación atmosférica, responsable de más de 250.000 muertes anuales por cáncer de pulmón

"Las mismas partículas presentes en el aire que derivan de la combustión de los combustibles fósiles, agravando el cambio climático, afectan directamente a la salud humana a través de un importante y hasta ahora ignorado mecanismo productor de cáncer en las células pulmonares", ha confirmado el profesor Charles Swanton, del Instituto Francis Crick de Londres y jefe clínico del Cancer Research UK.

Según ha explicado, "cuando se expuso a células pulmonares con estas mutaciones a contaminantes atmosféricos, observamos más cánceres y estos aparecieron con mayor rapidez que cuando las células pulmonares con estas mutaciones no estuvieron expuestas a los contaminantes, lo que sugiere que la contaminación atmosférica promueve el inicio del cáncer de pulmón en las células que portan mutaciones conductoras